En el 2015, antes del compromiso de Meghan Markle y el príncipe Harry, una boda real conmocionó al mundo entero cuando el príncipe Carlos Felipe de Suecia (38) se casó con Sofía Hellqvist (33), una excamarera y modelo.

Hasta el momento, el enlace matrimonial entre el príncipe Carlos Felipe de Suecia y Sofía Hellqvist es uno de los más polémicos en la historia de la realeza europea y, quizás, uno de los más románticos. Muy a pesar de que en el 2015, algunos medios como El País cubrieran la noticia de la boda con titulares como “Cómo una ‘stripper’ se convierte en princesa”.

A los 20 años hizo una sesión de fotos para la revista Slitz donde posó con una boa constrictor alrededor de su cuello.

Amor de película

En el 2009, la pareja se conoció en un restaurante a través de unos amigos en común y, según contó Carlos Felipe de Suecia, el flechazo fue instantáneo. “Nos miramos de forma un poco tímida, y sí, algo hizo clic, pero que iba a terminar de esta forma nunca me lo habría imaginado”, reveló la princesa Sofía en la primera entrevista que la pareja concedió a Dalarnas Tidningar en el 2014. 

El shock de la familia real sueca no solo se dio porque Sofía había sido modelo y camarera, sino también por su participación en el reality show Paradise Hotel, un programa de televisión donde un grupo de desconocidos convive en un hotel de lujo donde no faltan los excesos ni el alcohol. Tras su paso por el programa, ella se mudó a Nueva York y estudió un profesorado de yoga. A su retorno, conoció al príncipe y su vida se convirtió en un verdadero cuento de hadas. 

Lea también:  ¿Cuánto dinero gastan las royals en ropa?

A pesar de la felicidad que invadió a los novios en el inicio de su relación, el pasado de Sofía fue como una nube negra que persiguió a la pareja.

Todo mejoró cuando el príncipe defendió a su novia a capa y espada en una entrevista televisiva (sí, como en una verdadera historia de los Hermanos Grimm). Ese día, él calificó los rumores como un “acoso periodístico” y no dejó de elogiarla: “Es una mujer fantástica y yo soy el hombre más feliz del mundo”, agregó en Hellenius Hörna.

Boda de ensueño

En el 2015, más de un personaje de la realeza se sorprendió con el anuncio del matrimonio. “El mariscal de la Corte sueca está encantado de anunciar el compromiso del príncipe Carlos Felipe y la señorita Sofía Hellqvist”, comunicó la corte sueca en aquel entonces. 

Tal y como escribió el diario El Mundo ese mismo año, la ceremonia fue “una boda real de auténtico cuento” en el Palacio Real de Estocolmo. La ceremonia fue tan romántica que los novios recorrieron en una carroza las calles de Estocolmo tras dar el “sí, quiero” y saludaron a los presentes en un balcón ambientado para el público. 

La ceremonia también tuvo un toque especial por parte de los novios: la fiesta estuvo ambientada con el DJ sueco Avicii y el duo Icona Pop. Por ello, tras conocer el fallecimiento del músico el pasado mes de abril, los príncipes se declararon “consternados” con la noticia. 

Hoy en día, Sofía es la princesa Sofia de Suecia, Duquesa de Värmland y el príncipe Carlos Felipe es el cuarto en la lista de sucesión al trono sueco. Ambos son padres de dos niños (la pareja tuvo a su último hijo, Gabriel, el año pasado). Al igual que Meghan Markle y el príncipe Harry, ellos superaron todos los percances y prejuicios con tal de llegar al altar.