Del Palacio de Buckingham a la gala de los BAFTA, la habilidad de la duquesa de Cambridge para vestirse en las citas más especiales es insuperable. A propósito de su última aparición en la gran fiesta del cine británico, repasamos sus tenidas más deslumbrantes en la red carpet.

Tributo a Lady Di

Cuales estrellas del celuloide, el príncipe William y su esposa, Kate Middleton aparecieron en la reciente ceremonia de los premios BAFTA, celebrado en el Royal Albert Hall, de Londres. Con un vestido de inspiración nupcial firmado por su diseñador de cabecera, Alexander McQueen, la duquesa dejó a todos los asistentes con la boca abierta.

Foto: @modavesosyete

De corte asimétrico, con flores bordadas en el hombro y falda vaporosa, el diseño elegido por Kate recordó uno que años atrás llevó Diana de Gales. Apelando a la nostalgia, la madre de los príncipes George, Charlotte y Louis rescató del joyero de su suegra los emblemáticos pendientes de brillantes rematados con perlas. 

Foto: @dresslikeaduchess

Completó su look con un clutch blanco de la misma casa de modas que su vestido y unos stilettos de efecto glitter de Jimmy Choo

Reciclaje con estilo

Su Alteza Real no es ajena a reutilizar artículos. Si bien tiene acceso a un amplio espectro de diseñadores, elige llevar las piezas favoritas de su armario una y otra vez. El año pasado, por ejemplo, para la gala de los Tusk Conservation Awards en Londres, resucitó el vestido aguamarina de Jenny Packham que anteriormente llevó durante la velada ofrecida en el marco de los Juegos Olímpicos de Londres

Foto: @katetheduchessofcambridge

Seis años después, el atuendo se ve igual de impactante. Curiosamente, la duquesa decidió combinarlo con el mismo juego de diamantes, clutch y sandalias de Jimmy Choo que llevó en 2012. La única diferencia fue el peinado: a la premiación asistió con su habitual cabellera suelta. 

Lea también:  10 datos curiosos de la boda de la reina Isabel y Felipe de Edimburgo

Premamá de gala

En su aparición en la ceremonia de los BAFTA 2018, Kate estaba embarazada del príncipe Louis. Pero eso no fue impedimento para deslumbrar en la red carpet. Por el contrario, fue el centro de la atención tras aparecer con un impresionante vestido verde de corte imperio firmado por Jenny Packham

Completan su impecable look un juego de aretes y collar con esmeraldas y brillantes y un clutch de Pretty Ballerinas

Cabe señalar que tan llamativo outfit de gala fue también blanco de críticas puesto que la esposa del príncipe William no se aplegó a la iniciativa Time’s Up por la que los concurrentes debían ir de total black. Sin embargo, el protocolo de la casa real británica impide a sus miembros manifestarse públicamente sobre asunto de cualquier tipo. 

Estampado discreto

En su primera asistencia oficial a los BAFTA, en febrero de 2017, Middleton eligió un vestido negro confeccionado en jacquard con estampado floral de Alexander McQueen. El cinturón y los volantes en la falda resaltaban su figura. El diseño pertenecía a la colección Resort 2016 y estaba valorizado en 7 mil euros. La creación original llevaba el escote de corazón. Kate lo modificó y convirtió en escote barco. 

Foto: @the_kensington_girls

Coronó su tenida con unos stilettos Prada y una cartera de mano de estreno también de McQueen. Se trata de un diminuto clutch con broche en forma de corazón, cristales rojos y perlas cuyo precio alcanza los 1,990 euros. 

Estrella de cine

Kate también ha tenido sus momentos de Hollywood. En octubre de 2015 asistió al estreno del filme protagonizado por el británico Daniel Craig, Sprectre, como toda una diva, con un discreto vestido azul pálido con pedrería en la cintura, de Packham. 

Lea también:  Príncipe William corta lazos con el periodista Tom Bradby

Equilibrio perfecto

En diciembre de 2013, Middleton acudió a la premiere de Mandela: Long Walk to Freedom con un diseño de Roland Mouret. El elegante vestido fue acompañado con joyería de Zara. 

Brillante elección

En setiembre de 2011, los duques de Cambridge desfilaron nuevamente por la alfombra roja de los Tusk Conservation Awards. En su primera aparición luego de dar a luz al príncipe George ella llevó un vestido de lentejuelas firmado por Jenny Packham y su clásica melena suelta. 

Diosa griega

El primer contacto de Kate con los BAFTA tuvo lugar en Estados Unidos, cuando acompañó a su esposo a la cena Brits To Match, organizada por la Academia Británica de Cine y Televisión, celebrada en Los Ángeles en julio de 2011. Para dicha ocasión, se decantó por un look de inspiración grecorromana.

El vestido lavanda de manga corta, escote redondo y pliegues en la zona del pecho, marcaba su cintura. Kate combinó esta creación de McQueen con un clutch y sandalias de Jimmy Choo, así como unos pendientes que la propia reina Isabel II le prestó.