Con la idea de dar trabajo a mujeres y a reciclar prendas, Meghan Markle ha emprendido un nuevo y ambicioso proyecto caritativo.

Luego de estar en el foco de atención del mundo tras dar a luz a Archie Harrison, Meghan Markle ha continuado dando que hablar con una agenda cargada de actividades diversas. Si hace pocas semanas fue la editora invitada del número de setiembre de la revista Vogue UK, hoy la duquesa de Sussex ha vuelto a llamar la atención del pueblo británico de sus admiradores en todo el mundo al anunciar el lanzamiento de su propia firma de ropa. Así lo ha confirmado el medio donde Meghan Markle desempeña como editora invitada, y donde podría tener un rol permanente a partir del otoño europeo de este año.

La hoy duquesa de Sussex hizo sus pinitos como diseñadora durante su participación en la serie Suits.

El lado más humanitario de Meghan

La duquesa de Sussex está empeñada en crear una colección de prendas de trabajo, que ayudará a la organización caritativa Smart Works, que ayuda a las mujeres a volver al trabajo. Al respecto, Meghan Markle declaró que “cuando llegas a un espacio de Smart Works, te encuentras con mucha ropa, muchas bolsas y zapatos. Sin embargo, a veces pueden ser una mezcla de tamaños y colores incompatibles. Las elecciones estilísticas no siempre son apropiadas. Para remediar esto, le pregunté a Marks & Spencers, a John Lewis and Partners, Jigsaw y a mi amiga, la diseñadora Mischa Nonoo, si podían crear una línea de ropa de trabajo para mujeres”.

De esta forma, Meghan Markle busca generar un proyecto dirigido a mujeres de entornos difíciles. La idea del emprendimiento es que la nueva línea de ropa sirva para cientos de mujeres se vistan apropiadamente para entrevistas de trabajo. De acuerdo a fuentes oficiales de los duques de Sussex, en las próximas semanas Markle continuará revelando detalles de su nuevo emprendimiento.

Lea también:  El dramático testimonio de Meghan Markle tras sufrir un aborto espontáneo en julio de este año

Si bien esta iniciativa representa toda una novedad, ya en anteriores oportunidades Meghan Markle ha incursionado tanto en la filantropía como en la industria de la moda. En sus tiempo de actriz, la hoy duquesa fue propietaria de una línea de ropa, en alianza con la compañía canadiense Reitmans, la misma que fue utilizada en la serie Suits.