En medio de la emergencia sanitaria que enfrenta el mundo ante la propagación del coronavirus, Meghan Markle redobla esfuerzos para proteger la salud de su familia. Estas son algunas de las medidas que priman en el hogar de los Sussex.

Por Redacción COSAS

Los duques de Sussex regresaron a Canadá justo antes de que se cerraran las fronteras. Según fuentes oficiales, la pareja está cada vez más preocupada por la propagación del coronavirus y cómo podría afectar a la Familia Real británica. Un informante le dijo al “Daily Mail”: “Meghan señaló que están agradecidos, especialmente el príncipe Harry, de haber podido pasar un tiempo con los Windsor antes de que comenzara toda esta locura”. Y agregó: “Markle dijo que [Harry] ha estado en contacto con su padre y su abuela. Los instó a mantenerse a salvo y tomar precauciones adicionales”.

Estricto protocolo de higiene

La fuente también reveló los pasos que la otrora actriz está tomando para proteger a su esposo y al pequeño Archie. Según precisa ella le pidió a “todo su staff de empleados, las personas que compran la comida y hacen mandados, usar guantes de látex en todo momento y seguir un riguroso protocolo de higiene”. “Solo unos pocos podrán interactuar con ella, el príncipe Harry y su bebé. Están manteniendo todo contacto al mínimo”, añadió.

De acuerdo con el medio de comunicación, la pareja está coordinando con expertos para averiguar cómo pueden ayudar a la población local durante el brote de coronavirus. Están viviendo aún en la casa alquilada frente al mar, en la isla de Vancouver donde pasaron Navidad, y se sienten “comprometidos a ayudar”.

Meghan Markle Sussex Coronavirus (2)

Residencia de los duques de Sussex en la isla de Vancouver, Canadá.

La fuente también señaló que “para Meghan Markle, el hecho de aislarse no significa que no puedan ayudar. No solo están sentados en casa sin hacer nada. Ella le dijo a su círculo más íntimo que lo que está sucediendo en el mundo en este momento es una crisis de salud mental“.

“Expuso que están trabajando con una organización sin fines de lucro para crear un sistema de apoyo en línea para las personas más vulnerables, como las madres primerizas que sufren de depresión posparto. Las personas que carecen de este sostén emocional necesitan saber que no están solas”.

Conservan la calma

El príncipe Harry y Meghan Markle retornaron a Canadá después de participar en sus últimos compromisos oficiales como miembros ‘senior’ de la Familia Real. Entre ellos, acudieron al Mountbatten Festival of Music y celebraciones por el Día de la Commonwealth. El informante secreto, además, deslizó que el hijo menor del príncipe Charles “se siente un poco indefenso y aislado en medio de la nada, pero agradece que permanezcan todos juntos como una familia”.

Meghan Markle Sussex príncipe Harry

El príncipe Harry y el pequeño Archie durante sus últimas vacaciones en Norteamerica.

La persona cercana también reveló que Meghan “ha sido cuidadosa en cuanto no tocarse la cara y lavarse las manos”. Así, ella “dijo que entrar en pánico no serviría de nada”. Simplemente, no es una opción en su casa. No quiere que Archie note ningún estrés y tensión innecesaria. “Su hogar es su santuario, un lugar de paz y tranquilidad”.