Con motivo de su septuagésimo cumpleaños, la única hija de la reina Elizabeth II ha brindado una entrevista a una conocida revista estadounidense en la que ha desvelado pasajes inéditos de su vida. La princesa Anne también aprovechó la ocasión para enviar un contundente mensaje a su sobrino el príncipe Harry

Por Redacción COSAS

Ha roto su silencio. La hija más discreta de la monarca británica, quien recientemente volvió a concitar la atención del mundo debido a su ficticia aparición en “The Crown” -serie que admite nunca haber visto y no tener deseos de ver-, ofreció una entrevista histórica. Con motivo de su cumpleaños 70, y en medio del caos real debido a la renuncia de los duques de Sussex a la primera línea de la Corona, la princesa Anne se ha convertido en protagonista de la portada del mes de la edición estadounidense de “Vanity Fair”. 

princesa Anne príncipe Harry 3

En un amplio reportaje, la experta en realeza Katie Nicholls sigue de manera excepcional a la royal durante dos días y la entrevista. La charla, que tuvo lugar en febrero pasado, tiene como locación principal la residencia londinense de la princesa, ubicada en el palacio de St. James, a pocos metros del palacio de Buckingham.

Amable y trabajadora

La periodista define a Anne como una mujer cálida, cariñosa y divertida. Dejando un poco de lado el rigor protocolar, narra anécdotas personales y familiares, de sus viajes y curiosidades de los Windsor. “Es la más agradable y trabajadora de todos”, afirma un alto ejecutivo que mantiene contacto frecuente desde hace años con ella. “Hace muchas cosas que están fuera de lo que la gente ve”, afirman otros. Dichas elogios no hacen más que constatar lo que siempre se ha dicho de la royal: que tiene una de las agendas más recargadas y aún así cumple con todo, al punto de competir en eficiencia con su hermano Charles, el heredero al trono

Si está interesada en algo, le dedica su tiempo y energías al máximo. Cumple con rigurosidad sus compromisos diarios y no para, más que a tomar una taza de té. Así, la princesa Anne es capaz de celebrar más de 500 actos en un solo año, eclipsando en múltiples ocasiones al resto de sus parientes con su proactividad al borde se las siete décadas. Algo que ella atribuye a dos motivos: el primero, porque no le gusta mucho estar en Londres y prefiere aprovechar las jornadas; el segundo, porque afirma que “cualquier royal debería sentirse honrado de que una institución lo invite a lo que sea”

Aunque todavía faltan unos meses para su onomástico -nació el 15 de agosto de 1950-, Su Alteza Real no piensa en el retiro. “No creo que la jubilación tenga el mismo sentido [para mí que para el resto]”, afirma y añade: “Tiene que ver en gran parte con las organizaciones con las que estés implicada y con sentirte relevante. Pero creo que tanto mi padre [retirado desde 2017] como mi madre [quien no planea dejar el trono aún] han tomado, de forma acertada, sus decisiones al respecto”.

princesa Anne príncipe Harry 12

Su Alteza Real en el Royal Ascot de 2019.

Amante de los caballos

La entrevista se realizó el mismo día que se anunció el divorcio de su hijo mayor, Peter Phillips. Pero lejos de crear incomodidad en el ambiente, la princesa restó importancia al tema y continuó con sus compromisos. Y es que conoce en carne propia lo que es sufrir el escrutinio en el ámbito personal. Basta recordar que sus cartas íntimas con Timothy Laurence, quien después se convirtió en su segundo esposo, fueron ventiladas por la prensa.

princesa Anne príncipe Harry 2

Anne de Edimburgo junto a Mark Phillips y sus hijos Peter y Zara, a mediados de los setenta.

Sobre sus pasiones, Anne de Edimburgo se animó a hablar de aquella que más disfruta y la une a su familia: los caballos. “Pensé que si iba a hacer algo fuera de la realeza, los caballos eran probablemente la mejor opción”, refiere sobre su etapa como amazona, que la llevó a ganar medallas en tres campeonatos europeos y a participar en los Juegos Olímpicos de Montreal en 1976. No obstante, de haber tenido otra vida, afirma que le habría gustado ser ingeniera. Quizá eso ha desempeñado con gran entusiasmo su rol como patrona de la Asociación de Mujeres Ingenieras y en Ciencia. “He disfrutado mucho fomentando la ingeniería como una carrera para las chicas”, afirma.

Su afición a los caballos, heredada de su madre, ha pasado también a sus dos hijos y sus cuatro nietos. De ahí que el momento en el que más orgullo ha sentido en su vida haya sido cuando le entregó la medalla olímpica de plata a su hija Zara, en Londres 2012. No obstante, son sus nietos por quienes, según cuenta Nicholls, “se le iluminan los ojos”. Con ellos disfruta pasar tiempo al aire libre. “Me resulta muy difícil de entender por qué alguien está pegado a pantallas y dispositivos. De verdad, la vida es demasiado corta. Hay más cosas interesantes que hacer”, reflexiona y añade con humor: “Supongo que eso me pone a la altura de los dinosaurios“.

Envía un mensaje a Harry

Cabe precisar que la conversación con la princesa Anne se realizó un mes después de que el príncipe Harry y Meghan Markle decidieran dar un paso al costado y abandonar sus deberes reales. Aunque su vida fue muy distinta a la de la pareja, la royal se ha mostrado preocupada de que no hayan comprendido el concepto y funcionamiento de la Casa Real.

Al respecto, dijo: “No creo que esta generación más joven entienda lo que yo hacía en el pasado, la verdad. No sueles mirar a la generación anterior y decir: ‘¡Vaya! ¿Eso hiciste? ¿Estuviste ahí?’. Ahora es mucho más como: ‘Busquemos un modo nuevo de hacerlo’. Pero yo estoy en otra etapa: ‘Por favor, no intentemos cuadrar el círculo. Ya hemos estado ahí, ya hemos hecho eso. Algunas cosas no funcionan. Tienen que volver a lo básico‘”.

princesa Anne príncipe Harry 1

La princesa Anne junto a los duques de Sussex en el Palacio de Buckingham en 2019.

Con todo esto, la princesa Anne se destaca también por haber algunas tradiciones. Y es que sus sobrino no fueron los pioneros en dejar atrás sus títulos de Altezas Reales. Ella ya tomó esa decisión a finales de los años setenta, cuando nacieron sus propios hijos. “Creo que era más cómodo para ellos, y también considero que la mayoría de la gente estará de acuerdo en que los títulos no conllevan solo ventajas. Así que creo que hice lo correcto”, explica.

Referente de estilo

Descrita como una mujer sencilla y poco dada a cuestiones superfluas, la entrevista revela que ella misma escoge su ropa, se maquilla y, si la ocasión lo requiere, se coloca su tiara. Su imagen, siempre impecable, puede que sea la razón por la que ella misma reconoció que se alteró cuando en un mal episodio se le rompió un vestido hecho a medida. Fue durante un intento de secuestro en 1974, en el que permaneció en calma hasta que le tocaron la ropa. 

princesa Anne príncipe Harry 7

La hija de Elizabeth II siempre destacó por su elegancia y buen gusto.

En ese sentido, una de las cuestiones que más se ha comentado de la princesa Anne es su capacidad para reciclar ropa. Una peculiaridad que la acerca a otra sobrina suya, Kate Middleton, y por la que ha sido calificada como ícono de estilo por el director de “Vogue” en el Reino Unido, Edward Enninful. Sin embargo, ella afirma su práctica se debe a que es “bastante mala” en el asunto del vestido. 

The Queen Elizabeth II Award for British Design - Presentation - LFW February 2020

La princesa real en la entrega del Queen Elizabeth II Award for British Design, durante el London Fashion Week de este año.

“Lo intento, compro material y me hacen las prendas porque es más divertido. Además, ayuda a las manufacturas del país. No debemos olvidar a quienes tienen esas habilidades y hacen un trabajo fantástico”, afirma, haciendo constar su rol como presidenta de la Asociación Británica de Moda y Textil. Un patronato que, como otros tantos, no pretende abandonar. Al menos no en un futuro cercano.