“Finding Freedom” es el título del nuevo libro que narra la historia de Meghan y Harry, así como su experiencia como miembros de la Familia Real británica. Escrita por Omid Scobie y Carolyn Durand, la biografía ya se encuentra disponible al público y está dando mucho de qué hablar. 

Por Redacción COSAS

“Finding Freedom” es el nuevo best seller de Amazon, publicado el 11 de agosto. Sus autores, Omid Scobie y Carolyn Durand (periodistas cercanos a los duques, por lo que la publicación ha sido acusada de ser sesgada), se basaron en una entrevista a Meghan Markle y el príncipe Harry y más de 100 otras entrevistas con fuentes más cercanas a la pareja, incluyendo amigos y familiares de ambos, así como trabajadores de la Casa Real.

La publicación revela grandes secretos de los duques de Sussex, como sus primeras citas, quién dijo primero “te amo”, y cómo fue que tomaron la decisión de renunciar a sus títulos nobiliarios. Aunque toda esa información se dio a conocer a través de un extracto publicado el pasado 27 de julio en “The Times”, el libro entraña otras controversiales revelaciones. Aquí las enumeramos.

Finding Freedom

1. Cuando Meghan conoció a la reina Elizabeth II

Ha trascendido que la exactriz estaba muy nerviosa por el encuentro, que tuvo lugar en 2017. “A pesar de tener un encuentro muy breve con Su Majestad a principios de año, Meghan todavía estaba emocionada por conocerla. Esa fue la primera vez que estuvo sentada con la monarca como la prometida del príncipe”, precisó una fuente.

El capítulo en cuestión revela que la reunión ocurrió a las cinco de la tarde y duró diez minutos, durante el intervalo de tiempo asignado de una hora. Además, afirma que Markle se tranquilizó cuando los dos corgis de la reina, Vulcan y Candy, se mostraron tranquilos y amables con ella. “Mientras los perros yacían a sus pies y movían la cola, ella también se sintió cómoda con la reina, tan cálida y cariñosa como Harry le había dicho que sería su abuela. La conversación fluyó naturalmente”, destaca.

Lea también:  Eleonore de Habsburgo y Jerome d'Ambrosio: la otra boda real y secreta en tiempos de pandemia

duquesa de Sussex y reina Elizabeth II

2. El día en que Markle conoció a sus cuñados, los duques de Cambridge

La otrora estrella de “Suits” conoció a Kate Middleton en una visita al Palacio de Kensington, donde también estaba el príncipe William. De acuerdo con el libro, “Kate es una persona extremadamente cautelosa” y “que mantiene un grupo muy unido de amigos”. Por lo que la estadounidense estaba nerviosa, pero todo indique que las tensiones desaparecieron con un regalo de cumpleaños que Meghan le entregó: una libreta Smythson de cuero. “La reunión terminó con la duquesa de Cambridge haciéndole saber a Meghan que siempre podía contactarla si necesitaba algo”, escriben los autores.

Por su parte, se menciona que el primogénito del príncipe Charles “estaba ansioso por conocer a la chica que hacía tan feliz a su hermano”. Sin embargo, se sabe que la pareja advirtió a Harry de que llevara las cosas con calma. Incluso, le dijeron que le dé a su actual esposa el tiempo necesario para integrarse a la Familia Real antes de su matrimonio.

Meghan Y Harry Finding Freedom (1)

3. El primer baile como esposos

Un detalle que pocos sabían sobre la boda de Meghan y Harry es que su primer baile fue con el hit de 1968 de Wilson Pickett, “I’m in Love”. El baile se realizó durante la recepción, en Frogmore House, cerca del Castillo de Windsor, el 19 de mayo de 2018.  “Estoy enamorado, sí lo estoy”, dice la primera línea de la canción.

4. El nacimiento de Archie

Según detalla el libro, Meghan originalmente consideró tener un parto en casa, aunque terminó alumbrando en un hospital de Londres. “Sé que hay historias sobre un parto en casa, y ciertamente fue algo que se discutió desde el principio, pero Meg sabía que finalmente sería en el hospital. Todo lo que le importaba era tener al bebé de la manera más segura posible”, dijo una fuente. “Estaba cada vez más ansiosa a medida que se acercaba a la fecha de dar a luz, así que diría que de alguna manera fue un alivio para ella hacerlo de la manera tradicional”, agregó.

Lea también:  La Reina se prepara para trabajar "más fuerte que nunca"

Con respecto a su nombre, la pareja tardó unos días en anunciarlo a la prensa. Esto debido a que ambos querían decírselo a la reina primero y obtener su aprobación. “No fue por una necesidad ceremonial, sino simplemente porque Harry es respetuoso con su abuela”, relatan.

Meghan Y Harry Finding Freedom (3)

5. Un collar inapropiado

Aunque todos aman su estilo y numerosas cuentas de Instagram te enseñan a imitarlo, la exintérprete cometió un grave error con uno de sus accesorios. Como se afirma en “Finding Freedom”, Markle fue criticada a finales de 2016 después de que la vieran con un collar de oro de 14 quilates, adornado con las iniciales “H” y “M”. “Se le advirtió que llevar ese collar solo funcionaba para alentar a los paparazzi a seguir buscando esas imágenes y nuevos titulares”, sostienen Scobie y Durand.

 

Fotos: @closerweekly, @lady.acm