La esposa del príncipe Harry parece sentirse mucho más cómoda en Los Ángeles que en Londres, y dos reveladoras biografías próximas a publicarse confirmarían que, en efecto, fue ella la gran impulsora del cisma entre los duques de Sussex y la Casa Real británica. Mientras la pareja protagoniza su primera aparición pública desde el inicio de la pandemia, al otro lado del Atlántico los tabloides son un hervidero de rumores. Entre ellos, que Meghan Markle sueña con ser presidenta. 

Por Redacción COSAS

Quizá no exista mayor indicio del aumento de la popularidad o el ascendiente de una personalidad contemporánea que la aparición de una apresurada y variopinta bibliografía en torno a su vida (y milagros). Meghan Markle, la historia de su romance con el príncipe Harry y, sobre todo, el detalle de sus desavenencias con el resto de la familia real británica se han convertido ya en tópicos que poco a poco han ido poblando los estantes de las librerías –y las mesas de noche– de medio mundo. Y si bien ya son bastante numerosas las publicaciones consagradas a los duques de Sussex, en las próximas semanas saldrán a la venta dos nuevos volúmenes que prometen levantar una gran polvareda, especialmente en las esferas más íntimas de la Casa Real británica.

Empecemos con el libro que los propios Meghan y Harry parecen estar esperando con mucha ansiedad, pues ha contado con la autorización de la propia pareja y, aparentemente, servirá para que la opinión pública conozca de primera mano cuáles fueron las razones de que decidieran abandonar el Reino Unido –y las obligaciones monárquicas– para mudarse a la soleada pero siempre ajetreada ciudad de Los Ángeles, en Estados Unidos.

duques de Sussex Meghan Markle Príncipe Harry (1)

Según Lady Colin Campbell, autora de una biografía sobre Meghan Markle y el príncipe Harry de inminente publicación, la exactriz de “Suits” estaría planeando seguir una carrera en la política.

El primero de ellos, “Finding Freedom: Harry and Meghan and the Making of a Modern Royal Family”, escrito al alimón por los periodistas Omid Scobie y Carolyn Durand, quienes han asegurado que, como parte del proceso de investigación del libro, sostuvieron entrevistas personales con un centenar de personas cercanas a la pareja y al entorno familiar de los Windsor, no es precisamente una “biografía” de los duques de Sussex, sino más bien un relato pormenorizado de las altas y bajas en la vida en común de una pareja joven y moderna que, súbitamente, se ve enfrentada contra una herrumbrosa maquinaria que les impide ser plenamente libres y felices.

Lea también:  El gran duque de Luxemburgo celebra su cumpleaños a lo grande

Scobie, amigo personal de Markle, y Durand, una reportera con más de tres lustros de experiencia en la cobertura de los asuntos monárquicos en Inglaterra, han adelantado que su libro, que llegará a las librerías el 11 de agosto, “es la primera investigación de este tipo que va más allá de los titulares de la prensa y descubrirá la verdadera historia del príncipe y Meghan Markle”. El lanzamiento de la biografía, de 320 páginas, que en un principio se había organizado para junio, tuvo que ser retrasado por la crisis mundial causada por la pandemia del coronavirus.

duques de Sussex Meghan Markle Príncipe Harry (2)

Esta semana se supo que Harry y Meghan han contratado los servicios de la misma agencia que se encarga de gestionar la agenda de discursos y presentaciones de Michelle y Barack Obama. Se especula que podrían ganar hasta un millón de libras esterlinas por participación.

“Meghan dice que la gente necesita ver su lado vulnerable, algo que el libro hace con gran detalle”, ha compartido una fuente al interior de la casa editora Dey Street Books, de Nueva York. Por otro lado, un amigo de la pareja declaró al “Daily Mail” que “el libro finalmente pondrá las cosas en claro y le mostrará al mundo que no les quedó otra opción que abandonar la vida real. Creo que [Meghan] quiere que la gente sienta al menos compasión por ella y por todo lo que ha pasado, que ha sido cualquier cosa menos un cuento de hadas”. Para otra fuente anónima al interior del Palacio de Kensington, “el texto podría ser lo más perjudicial para la familia real desde la entrevista de la princesa Diana en ‘Panorama’ con Martin Bashir”.

El libro de Scobie y Durand contará con una evidente ventaja comparativa frente a todas las demás publicaciones que se han hecho hasta ahora sobre los padres de Archie Harrison Mountbatten Windsor, que es el hecho de que los autores pudieron sostener largas entrevistas con Meghan y Harry. Pero ese también será, digamos, su principal punto débil: en sus páginas no se encontrará nada remotamente controversial que pudiera dañar aunque sea mínimamente la reputación de la pareja.

Lea también:  Las vacaciones de verano de los famosos

En todo caso, los afectados serán otros. Uno de ellos, aparentemente, será el propio hermano mayor de Harry, el príncipe William, quien supuestamente no habría sido demasiado empático con él y su cuñada en las llamadas conversaciones del “Megxit”, en las que se definieron los términos del “destierro” real de los duques de Sussex, que tuvieron que resignar sus títulos de altezas reales antes de viajar, primero, a Canadá y, más tarde, a Los Ángeles.

Lady C presenta

“Meghan and Harry: The Real Story”, de Lady Colin Campbell, que saldrá a la venta el 28 de julio, parece ser una publicación diametralmente opuesta a la que hemos reseñado líneas arriba. En ella, la autora, quien también ha escrito libros biográficos sobre la princesa Diana y la reina, y en 2015 fue una de las protagonistas del esperpéntico reality show “I’m a Celebrity… Get Me Out of Here!”, elabora “un relato equilibrado de los cambios en el juego, los conflictos y las ambiciones en la familia real (…), y la caída en desgracia del anteriormente adulado príncipe Harry, el hermano del heredero al trono británico, como consecuencia de su matrimonio con la bella y dinámica actriz de Hollywood”, según la sinopsis divulgada por la editorial.

Para la escritora británica nacida en Jamaica, quien estuvo casada con lord Colin Ivar Campbell durante catorce meses, la verdadera razón del cisma entre los duques de Sussex y el entorno real es, en realidad, absolutamente insospechada (por no decir “tirada de los pelos”): Meghan Markle quiere seguir los pasos de Donald Trump y convertirse en presidenta de los Estados Unidos.

duques de Sussex Meghan Markle Príncipe Harry (9)

Este año verá la luz un heterogéneo puñado de libros consagrados a asediar las figuras de Meghan Markle y el príncipe Harry y a contar los entretelones de su historia de amor y por qué decidieron abandonar la familia real británica. Uno de los más esperados es “Meghan and Harry: The Real Story”, de la polémica Lady Colin Campbell, también conocida como Lady C.

“Sé que la duquesa de Sussex tiene ambiciones políticas, y me han dicho que un día quiere postularse para presidenta. Creo que todo lo que está haciendo -dejar a la familia real y regresar a California– es parte de su plan, y se ha llevado a Harry con ella”, declaró la autora al MailOnline.

Lea también:  ¿Por qué el príncipe William no sigue a su selección en Rusia?

En otra entrevista, esta vez para la televisión australiana, Lady C –como también es llamada por los medios ingleses insistió en responsabilizar exclusivamente a Meghan de la decisión de abandonar oficialmente la familia real: “Si escuchas la entrevista que dieron después de comprometerse, ambos afirman que ha sido tratada muy bien, que ha sido recibida con los brazos abiertos y no pueden esperar a que se convierta en un miembro activo de la familia real. Todo funcionaba… Pero, para Meghan, no de la forma en que pensó que lo haría… Meghan no hizo el ajuste que debería haber hecho y podría haber hecho, y ella es la que, en mi opinión, tiene la culpa de la salida”.

Si recordamos que sus libros anteriores estuvieron sembrados de controversias (y cartas aclaratorias), debido a que, entre otras cosas, insinuó que la Reina Madre era en realidad hija del cocinero de Palacio y fue la primera en divulgar los líos extramaritales (y los posibles desórdenes alimenticios) de la princesa Diana, todos esperan que “Meghan and Harry: The Real Story” satisfaga el apetito de morbo de ese amplio sector de ciudadanos ingleses que se sintieron profundamente decepcionados con las últimas decisiones de los duques de Sussex. Si la publicación de Scobie y Durand tiene claramente como público objetivo al “team Meghan”, la de Lady C sin duda proviene de la bancada antagonista: es el punto de vista, rancio y conservador, de los partidarios del establishment monárquico.

Otras publicaciones de edición reciente o que verán la luz próximamente y que tendrán entre sus protagonistas a Meghan y Harry son “Kensington Palace: An Intimate Memoir from Queen Mary to Meghan Markle”, de Tom Quinn, en la que algunos empleados del Palacio de Kensington no ocultan su desdén por la esposa del príncipe Harry; y “Battle of Brothers: William and Harry – the Friendship and Feuds”, de Robert Lacey, asesor de los guionistas de la famosa serie “The Crown”, cuya aparición está prevista para el 20 de octubre.

Primera salida

Pero los duques de Sussex no se han quedado con los brazos cruzados esperando en casa a que salgan a la venta estos libros. Después de semanas de confinamiento, el príncipe Harry y Meghan decidieron que su primera aparición pública después de largas semanas fuera una visita a Homeboy Industries, una asociación benéfica dedicada a ayudar a jóvenes expresidiarios en Los Ángeles. Desde hace treinta años, esta organización brinda asesoría legal, educación y ayuda profesional a hombres y mujeres que han estado involucrados en pandillas y han sido previamente encarcelados en Los Ángeles.

duques de Sussex Meghan Markle Príncipe Harry (10)

Todo indica que la relación entre los hermanos William y Harry se habría roto durante las negociaciones que derivaron en la salida de los duques de Sussex de la familia real británica.

El objetivo es ayudarlos a cambiar el curso de sus vidas y a convertirse en miembros valiosos de la comunidad local. Allí, el 25 de junio pasado, la pareja no solo conversó y se fotografió de buena gana con los miembros de la asociación, sino que, ataviados con guantes, mascarillas y siguiendo todos los protocolos de seguridad, ayudaron a preparar comida para todos los presentes. Esta es una de las actividades que realizan los usuarios del programa en su proceso de rehabilitación.

Como ya se ha escrito, esta primera aparición pública y presencial de la pareja desde iniciada la pandemia es, al mismo tiempo, una especie de ‘statement’ sobre su labor filantrópica, que se mantendrá así los esposos ya no formen parte de la realeza británica.