William y Harry estarán ‘unidos en el dolor’ mientras caminen lado a lado en el funeral del príncipe Philip.

Por Alejandra Grau

Los príncipes Harry y William caminarán “hombro con hombro” en la procesión fúnebre del abuelo, el príncipe Philip, dejando a un lado su enemistad mientras están “unidos en el dolor”, según la prensa británica.

Mientras que su esposa embarazada, Meghan Markle, permanecerá en California, se espera que Harry vuele pronto al Reino Unido en un jet privado. Se prevé que la reunión con su familia estará “cargada de tensión” a causa de sus condenatorios ataques televisivos.

A pesar de apenas hablar con su hermano William en los últimos dos años, Harry caminará a su lado el sábado en honor a su abuelo. El duque de Edimburgo murió el viernes a los 99 años, dijeron las fuentes a The Mirror .

Los expertos en realeza opinan que existe la esperanza de que, en el dolor, los hermanos vuelvan a recordar su vínculo, una vez cercano, y finalmente conversen sobre sus diferencias.

“Ambos son plenamente conscientes de su historia compartida y sin duda recordarán el impacto que tuvo su abuelo en su vida mientras crecían”, dijo una fuente real al periódico británico.

Philip intentó unir a sus nietos

Sería lo apropiado, porque Philip estaba “consternado” por la pelea de sus nietos y trató de reunirlos, dijo la fuente.

Philip “instó a ambos a poner fin a sus diferencias, y no solo recordar su vínculo, sino también ser conscientes de su deber para con la Reina y el país”, dijo la fuente del Mirror.

Lea también:  La reina Elizabeth y el príncipe Carlos felicitan a los Sussex por su próxima paternidad

Solo 30 personas podrán asistir bajo las restricciones actuales del coronavirus, pero el servicio se transmitirá en vivo por televisión.

El príncipe Philip

Antes de su reciente fallecimiento, el príncipe Philip intentó reunir a sus dos nietos.

 

Gran Bretaña conmemora al Duque de Edimburgo

Los simpatizantes también continuaron dejando tributos florales fuera de las puertas de las residencias reales, incluso después de que los funcionarios instaron a las personas a mantenerse alejadas debido a las restricciones por el coronavirus.

Pero el domingo cientos de personas llevaron notas, tarjetas y flores a las puertas del Castillo de Windsor, donde murió Philip, así como a las afueras del Palacio de Buckingham.

Neil Loughton, fundador del Penny Farthing Club, montó en su antigua bicicleta hasta las puertas del palacio para presentar sus respetos.

“Creo que hay algunas cosas que son importantes y deben hacerse. Noventa y nueve años de vida y más de 70 años de servicio merecen algún reconocimiento”, dijo.

La familia real británica

El funeral del príncipe Philip será la primera vez que Harry se enfrentará a su familia desde la entrevista que acusó a su familia de graves conductas, como racismo.

Uno de los hijos de Philip, el príncipe Eduardo, de 57 años, dijo que los tributos “extraordinarios” significaban mucho para la familia real.

“Simplemente demuestra que si bien para nosotros fue nuestro padre, abuelo, suegro,  significaba mucho para muchas otras personas”, reflexionó.