Ernesto de Hannover disfrutó de un día de playa junto a los mellizos de su hijo Christian y Alessandra de Osma, que acaban de cumplir un año.

Por Redacción COSAS

Ernesto de Hannover disfruta de las vacaciones con sus nietos.

Hace una semana, Ernesto de Hannover abandonó el centro de rehabilitación austríaco en el que se encontraba desde junio. El príncipe buscaba reunirse con el segundo de sus tres hijos, Christian, para que en compañía de su familia viajaran hacia Ibiza a disfrutar del verano ibérico.

De paseo con los nietos

Ernesto de Hannover

Ernesto de Hannover, su hijo Christian y su nieta Sofía en Ibiza.

Así lo confirman las más recientes fotografías del miembro de la realeza en las playas ibéricas. En ellas, se le ve dándose un refrescante baño con sus nietos, Nicolás y Sofía, los gemelos de Christian de Hannover y Sassa de Osma. 

Christian y Sassa tienen una de las familias más constituidas de las monarquías europeas, la pareja, que se conoció en 2005 y se casó 13 años después, en marzo del 2018, en Lima, ha apostado por un estilo de vida madrileño que les brinda la tranquilidad necesaria para disfrutar de su vida en familia junto a sus gemelos.

El familiar fin de semana de los Hannover ha incluido disfrutar del verano español con el hermano y la madre de Sassa, Elizabeth Foy Vásquez.

Esta es la primera vez que se les capta en público a Ernesto de Hannover con Nicolás y Sofía desde su nacimiento.

Ernesto de Hannover

Elizabeth Foy Vásquez, Vasco de Osma, los gemelos Nicolás y Sofía, Ernesto y Christian de Hannover

Los gemelos, que hace poco cumplieron un año, llegaron al mundo cuando su abuelo atravesaba uno de sus peores momentos.

Lea también:  Este es el regalo que Alessandra de Osma y Christian de Hannover han dado a sus invitados

Como se recuerda, Ernesto de Hannover fue detenido e ingresado en psiquiatría días posteriores al nacimiento de Christian y Sofía por agredir y amenazar a agentes policiales mientras se encontraba en estado de ebriedad.

La situación de Ernesto

Ernesto de Hannover

El todavía esposo de Carolina de Mónaco fue condenado a diez meses de prisión condicional por un tribunal austríaco.

Después de más de seis meses, en marzo de este año, el príncipe fue condenado a diez meses de prisión condicional por un tribunal austríaco.

Además, se le dictó la orden de no beber alcohol, por lo cual el pasado mes de junio decidió ingresar a la clínica Vivamayr, un exclusivo centro de rehabilitación de Austria.

Sin embargo, las recientes postales familiares indicarían que busca recuperar su vida y estabilidad para poder estar cerca de lo que más ama.

Verlo disfrutar del mar en compañía de sus nietos y la familia de su nuera no hace más que augurar que Ernesto de Hannover está construyendo mejores relaciones con sus hijos, o al menos con Christian.

La deuda pendiente queda con el príncipe heredero Ernesto Augusto, con quien se enfrenta desde hace varios meses por el control del castillo de Marienburg y otras propiedades.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.