Para Marisa Guiulfo las tradiciones son muy importantes. Es por eso que, desde hace veinticinco años, celebra la Pascua con un gran brunch en su casa de Pucusana, y parte del festejo incluye el juego de la búsqueda de los huevos de chocolate. “La gracia que tiene esto es que juntamos a los chicos en una de las casas y luego salen con sus bolsitas a buscar los huevos. Yo les pido a mis invitados que traigan a sus niños, porque ellos son los que encuentran los huevos, son los protagonistas. Esta experiencia les deja un recuerdo para cuando sean grandes”, comenta Marisa.