Matrimonio Zapater - Funcke

 
Liesel Funcke y Coco Zapater se conocieron en Máncora. “Cuando nos conocimos, Liesel se golpeó la cabeza y yo la cuidé el resto del viaje. Desde entonces, nunca perdimos el contacto”, comenta Coco. La pedida de mano fue frente al mar, en un picnic nocturno en la arena, donde armaron una fogata juntos. La boda se celebró el día de su quinto aniversario como pareja, en la hacienda El Chungal, en Cieneguilla. La fiesta estuvo decorada con un estilo vintage, y de la música se hizo cargo Martín Rivas, quien, durante la “hora loca”, sorprendió a todos con canciones criollas. Luego, los recién casados partieron de luna miel a las Islas Turcas y Caicos.