En la fiesta temática de disfraces realizada en el Muelle Dorado de Ancón, los asistentes reinterpretaron, a su modo, a distintas “parejas famosas”, tanto del mundo real como de la ficción. De esta manera, todos se lucieron con llamativos atuendos en una noche en la que además se recordaron viejos tiempos, al ritmo de los grandes éxitos musicales de los años ochenta.