Francesco Brescia organizó una divertida reunión en El Olivar para todos sus amigos. A pesar de la llovizna, que duró gran parte de la noche, los invitados disfrutaron de un entretenido ambiente lleno de música hasta la madrugada.