El 20 de febrero, Francesco Brescia celebró sus 25 años con una gran fiesta en el muelle de su casa de Ancón. Aquella noche de celebración, sus familiares y amigos más cercanos disfrutaron de una gran barra de cocteles y bailaron hasta la madrugada. La decoración de la fiesta tuvo motivos marinos.