Dos interioristas piensan la Navidad. Cada uno elige un escenario estimulante para su genio. Ignacio Martínez Argüello apuesta por la fastuosidad del patio central del MALI. Gianfranco Loli prefiere la intimidad de la biblioteca del Hotel B. No obstante, el propósito es uno solo: crear una mesa festiva que eleve el espíritu.

Por Jimena Salas Pomarino / Fotos de Gonzalo Cáceres Dancuart

Navidad Ignacio Martínez Argüello MALI

El perfume de la canela que todo lo inunda, los acentos rojos en mantelería y piezas decorativas, el delicado brillo del menaje celebratorio… todos estos elementos nos trasladan a un escenario atemporal en el que los problemas se difuminan y la magia pervive. Es cierto que en estos tiempos las reuniones no pueden ser como las de años anteriores, pero esto no es impedimento para celebrar, quizá de manera acotada, pero igualmente gozosa. Esa fue la premisa con la que dos interioristas fueron convocados para interpretar una mesa navideña.

Navidad Ignacio Martínez Argüello

El diseñador de interiores Ignacio Martínez Argüello vistió dos mesas espléndidas de Casa Viva en un espacio soñado para él: el patio interior del Palacio de la Exposición del MALI. Bajo el concepto “todos a la mesa”, armó una propuesta más numerosa, tradicional, y una ideada solo para cuatro comensales. En ambas, la armonía nace de la disparidad en el mobiliario, la vajilla y la temporalidad de las piezas. Es una instalación festiva, pero cargada de historia, con piezas propias de gran valor emocional. Para comprobarlo, basta ver que los individuales, servilletas y posavasos llevan bordadas sus iniciales.

Navidad Ignacio Martínez Argüello

El arte es nuclear en la puesta. Incorpora obras de Víctor Delfín, figuras oníricas de mariposas y aves. Luego están los contrastes en las telas y, como remate, el menaje y la cubertería con piezas singulares, algunas modernas y otras antiguas, que configuran una escena natural, orgánica y con personalidad propia. Son un reflejo de la compleja composición del núcleo familiar.

Lea también:  Veralima y el encanto del diseño accesible

NAvidad Gianfranco Loli Hotel B

Gianfranco Loli, por su parte, encontró en la calidez de la luz vespertina al interior de la biblioteca del Hotel B el lienzo perfecto para su concepto. El punto de partida fueron dos caballitos de Pucará de gran formato que se impusieron como centro de mesa. En medio, una composición de velas y cirios rojos y dorados de diferentes alturas, que dispuestos sobre la bandeja de plata de su bisabuela producen una atmósfera ritual, solemne pero íntima.

Navidad Gianfranco Loli

Para lograr un efecto teatral, los sitios de la mesa están puestos solo a los costados, casi como si fueran dos mesas vestidas con runners de terciopelo rojo, que contrastan con las servilletas de lino bordado. La elegante vajilla blanca tiene como sello el escudo nacional, fusionando identidad y festividad en el elemento de color. El mismo efecto logra la decoración con ramitas de pino sobre los platos, en concordancia con el eucalipto serrano que se exhibe en el centro.

Navidad Gianfranco Loli

Agradecimientos Ignacio Martínez Argüello: MALI, Casa Viva, Nihm Design, Il Argento, Flome, Bloc Art Gallery, Romantex, Monogram, Limob.
Agradecimientos Gianfranco Loli: Hotel B, Hilite, Giralínea.

Artículo publicado en la revista CASAS #288