Durante la última edición de la New York Fashion Week se produjo el lanzamiento de la colaboración entre las marcas EPSON y Robustelli, que unen los últimos avances tecnológicos con la maestría en el diseño de telas. En el evento, que reunió a diseñadores provenientes de toda América, nuestro país estuvo representado por la destacada diseñadora Ana María Guiulfo.

Por Elizabeth Dulanto de Miró Quesada

Harold Dudgeon, de EPSON, Eduardo Arnillas de Kisco, Ana María Guiulfo, Patrick Petch de Textimax, acompañados por modelos que lucen la nueva colección.

En el año 2000, los directivos de Epson tomaron la decisión de buscar un nuevo espacio para hacer sus impresiones digitales y, para ello, analizaron el mercado de la moda, encontrando que esta industria mueve más de 10 mil billones de dólares anuales en el mundo.

Considerando su importancia tecnológica en el mercado de las impresiones en papel, por la calidad de sus tintas y la inyección de las mismas con alta precisión, buscaron asociarse con una empresa que fuera líder en la fabricación de telas y la encontraron en Italia, con Robustelli, una compañía que desarrolla los tejidos para las prendas más sofisticadas en el mundo de la alta costura. Fue así como, después de diecisiete años de trabajo conjunto, se logró la integración de estas dos marcas con la creación de EPSON by Robustelli, que hoy revoluciona el mundo de la moda.

Ana María Guiulfo y Pilar Secada.

La evolución de la confección de prendas de vestir nos lleva a recordar cuando esta se hacía con una modista, o cuando se cosía en casa. Posteriormente, aparece la alta costura, donde los diseñadores hacen sus creaciones, que a la vez son obras de arte y de colección, para aquellas personas que pueden pagar altos precios por esos vestidos. Viene luego el pret-a-porter, donde estos mismos diseñadores hacen moda en gran escala; y entramos también en la etapa del “fast fashion”, donde se tiene ropa de moda que cambia de una temporada a otra, como la que encontramos en lugares como Zara y H&M. Actualmente, está también la “super fast”, en donde uno, a través de internet, escoge sus modelos, les hace los cambios que considera convenientes y, en una semana o semana y media, recibe su ropa por correo. Son años de transición, sin duda, y EPSON se ha apoderado de esta vanguardia, por ser básicamente la única compañía en el mercado que tiene los tres elementos básicos para lograrlo: Mecánica, es decir, la más sofisticada maquinaria para la fabricación de alta precisión, producto de su unión con Robustelli; Química, contando para la impresión con sus propias tintas y desarrollando recetas a pedido de clientes; Tecnológica, mediante el manejo del cuarzo (ellos son los inventores del reloj de cuarzo en joyería), que por electricidad vibra y cada vibración es como si fuera una inyectora de 40 mil puntos por segundo.

Lea también:  Alfombra roja para el pisco en el Napa Valley Film Festival

Unidos estos tres factores de vital importancia es que dan el paso a la impresión digital, que será la gran revolución en el mundo de las telas para el futuro que se lanza desde hoy en el mercado.

La colección Ana G., de Ana María Guiulfo, que representó al Perú en el desfile de EPSON Digital Couture Project.

LANZAMIENTO DE LA COLECCIÓN DIGITAL

Epson Digital Couture Project es un encuentro de diseñadores de Norteamérica y Latinoamérica que se realizó en el marco de la New York Fashion Week, quienes por cuarto año consecutivo y luego de una rigurosa selección organizaron este encuentro de moda y tecnología con la presentación de una serie de colecciones que buscan transmitir un concepto.

Este año, la diseñadora seleccionada por el Perú fue Ana María Guiulfo. También estuvieron presentes diseñadores de Canadá, Estados Unidos, México, Brasil, Chile, Ecuador, Guatemala, Paraguay y Colombia.

Impresoras digitales para telas sintéticas y naturales.

Con esta nueva tecnología, no hay límites para la impresión, tanto en telas sintéticas, como en naturales. De esta manera, los diseñadores tienen en sus manos todo tipo de posibilidades para conseguir sus telas con los diseños que imaginen, resultando impresiones originales únicas, que reflejan la creatividad y estilo de cada artista.

El presidente de EPSON para América Latina, Keith Kratzberg, hizo hincapié en que “el futuro de la moda es la personalización”, tanto de colores como de imágenes, de tallas y accesorios; y todo por demanda. Por eso, el cambio lo permite esta innovación digital, al proporcionar plataformas para que los diseñadores tengan impresiones de altísima calidad con piezas únicas diseñadas para sus clientes a pedido, así como la presteza para la impresión en tiempo récord.

Vestido de Ana G., con fondo de Miraflores, proyectado en Nueva York a través de mapping.

Con esta tecnología, además, producir un metro o miles de metros en esta parte del proceso cuesta lo mismo, lo que no ocurría en las antiguas máquinas, en las que el rodillo grababa y eran varios los rodillos que se necesitaban para ir logrando los diseños. Luego, estos rodillos requerían de grandes almacenes para ser guardados. Ahora todo esto se guarda en un “pen drive” y la impresora no requiere de un gran espacio físico ni del uso de tanta cantidad de agua. Además, los químicos de las tintas que se usan en la actualidad son menos perjudiciales con el medio ambiente, se usan componentes electrónicos de bajo consumo y el proceso de fabricación es libre de emisión de gases, por lo que todo es más sustentable, de acuerdo con los tiempos que corren.

Lea también:  Anthony Rubio, el diseñador de alta costura para perros

La apuesta que vienen trabajando es la de lograr que se posicione el tamaño del negocio en un 50% de impresión analógica y un 50% de impresión digital. Van a ser años de transición… A tener en cuenta.