El terrible ataque que sufrió Eyvi Agreda (22) confirma una escalofriante realidad: podría ocurrirle lo mismo a cualquier mujer. Mientras ella lucha por recuperarse de las quemaduras que afectaron el 60% de su cuerpo, movimientos como Nos tiran fuego, respondemos con flores buscan generar conciencia en nuestra sociedad. Conversamos con la actriz Alessandra Denegri sobre su iniciativa que se hizo viral.

Por: María Alejandra López / Fotos de Henry Gates

Este sábado 28 de abril, las rejas del Hospital Almenara se llenaron de color desde las 5 de la tarde. Cientos de hombres y mujeres acudieron a la manifestación pacífica Nos tiran fuego, respondemos con flores convocada por la actriz Alessandra Denegri a través de las redes sociales. El evento buscó llenar el hospital con flores, cartas y muestras de solidaridad para la víctima y su familia. 

¿Cómo nació esta iniciativa?

Tenía que conducir el LIF Week y, mientras estaba allí, sentí incomodidad de estar en un lugar lleno de flashes y moda; en una coyuntura en la cual habían quemado a una mujer. Pensé, ¿cómo darle visibilidad a lo que acaba de ocurrir? Le dije a Sophia Lerner, que me estaba prestando una casaca, si podía intervenirla con la frase “Nos están matando”. Lo hice junto a Las Marías y funcionó muy bien. Tuvo bastante apoyo de la gente que estaba en el evento y a través de mis redes sociales. Desde que estoy en Instagram, nunca había tenido tanta interacción con una foto. Aproveché la plataforma para dar a conocer algo importante: nos están matando.

¿Cuál fue el siguiente paso?

Lea también:  ¿Cuáles son los requerimientos para donar sangre a Eyvi Ágreda?

Me quedé pensando en lo que le pasó a Eyvi y al día siguiente fui al Hospital Almenara para donar sangre, y ahí pude conocer a su familia y conversar con los doctores. Me di cuenta que hay mucha desinformación respecto al tema de la donación. Uno de los guardias me dijo “debes estar en ayunas” y eso no es cierto. También me enteré de que puedes donar si tienes tatuajes, algo que tampoco sabía. Y es importante dar a conocer esa información.

¿Conversaste con su familia?

Estuve conversando con su madre, su hermana y su tía, y vi cómo su madre no dejaba de sostener las flores que yo le había llevado. Me quedé pensando en eso y conversé con mi amiga, Inés Hernández. Ella me dijo, “ellos nos tiran fuego y nosotros les damos flores”. Y a mí me pareció increíble la fuerza de su mensaje. Esa conversación ocurrió el viernes y, al día siguiente, ya estábamos llenando el hospital con flores. Aproveché para conversarlo con varias influencers y así logramos tener más convocatoria de la que esperaba. La gente empezó a llegar a las 5 de la tarde y, alrededor de las 6, la familia de Eyvi se acercó a leer todos los mensajes. Fue muy emocionante.

https://www.instagram.com/p/BiGLnodAORX/?taken-by=aledenegri

¿Cuál era tu objetivo?

Hacer una lucha pacífica. No deslegitimo ningún tipo de lucha, pero creo que el silencio y la paz también pueden ser vehículos poderosos. Para mí era importante hacerlo de esta manera y es casi una performance poética: las flores tienen una carga emocional positiva. La familia ha estado sumamente agradecida porque ha sentido el apoyo de la gente. La hermana de Eyvi con quien no he dejado de comunicarme, me dijo “estas cosas nos hacen sentir acompañados”.

Lea también:  Arte: museotopías en Lima y lo nuevo de Fernando Otero

¿Van a replicarlo?

Mañana habrá una concentración en la Municipalidad de San Juan de Miraflores por el asesinato de Carla Salcedo. Es importante estar ahí, porque viene la segunda parte del caso: pedir justicia. En el caso de Eyvi, no sé si replicaremos la acción de las flores, pero no pararemos con el pedido de sangre y dinero. Su familia ha venido de provincia, están viviendo en Chorrillos y el hospital está en La Victoria. Todo implica traslados y dinero. El hermano menor de Eyvi dejó el colegio y vino a Lima para apoyar a su familia. Es como si la vida de todos hubiera cambiado de la noche a la mañana. Mejor lo describe su mamá: “es como estar viviendo una pesadilla”. Y lo peor es que le puede pasar a cualquiera. La violencia no discrimina.

https://www.instagram.com/p/BiIFxzVgqdg/?taken-by=aledenegri

Hasta el momento no se había gestado una lucha con flores…

No, y creo que las manifestaciones pacíficas son súper importantes. He tenido debates con algunas mujeres que me han preguntado si ésta es la mejor manera, pero considero que aún es posible explorar varios caminos para hacer las cosas. Todo suma y esta es una lucha que va ganar si vamos con argumentos claros.

¿Sabes si la familia está recibiendo apoyo económico?

Sé que ella tiene un seguro público de salud y sé que el Ministerio de la Mujer le ha brindado una asistenta para que apoye a tiempo completo a la familia. Es un caso mediático, así que felizmente las autoridades están apoyándola. Nos tienen que matar para que se den cuenta que algo está pasando. Si yo voy a la comisaría y digo “este tipo quiso abusar de mí” y no tengo pruebas, me van a mandar a mi casa. No hay empatía con las víctimas y los agresores saben que van a salir impunes. Yo siento que mañana puedo salir a la calle y un tipo me puede prender fuego, ¿por qué sería diferente mi caso al de Eyvi? ¿Quién nos está protegiendo? 

Lea también:  Alessandra Denegri: viajar y descubrir(se)

Para tu iniciativa, también has pedido videos y testimonios, ¿qué van a hacer con ellos?

Queremos hacer un video de mujeres que convoquen a otras mujeres a denunciar. La denuncia es muy importante. Así las autoridades no siempre hagan algo, es importante que existan denuncias para que las estadísticas reflejen lo que está pasando en el país. En lo que va del año, solo 33 casos han sido considerados como feminicidios. Así que, en la medida de que nosotras perdamos el miedo para denunciar estas situaciones, por lo menos habrá un precedente para nuestra lucha.

 

Apoyemos a Eyvi Aguirre Marchena:

Sandra Aguirre Marchena (hermana).

Cuenta BCP: 19124474159071.
CCI: 00219112447415907158.

Donaciones de sangre:

Los que quieran donar sangre pueden acercarse al Hospital Guillermo Almenara (Av. Grau 800, La Victoria).