Conversamos con William Cashion, bajista del trío de synth pop estadounidense, antes del esperado concierto del 7 de mayo en el Centro de Convenciones Barranco Arena

Por Raúl Cachay A. / Foto principal: Facebook Future Islands

“Siempre nos sentiremos más cómodos tocando en lugares más pequeños e íntimos, como lo haremos allá en Lima, que haciéndolo para grandes multitudes en los festivales de música”, dice a través del teléfono William Cashion, bajista del trío estadounidense de synth pop Future Islands, que este 7 de mayo ofrecerá en el Centro de Convenciones Barranco Arena su muy anticipado primer concierto en territorio peruano (las entradas se encuentran a la venta en joinnus.com).

#tbt Meow Wolf, Santa Fe, NM… 📸 by @brandonsoder

A post shared by Future Islands (@futureislands) on

Cashion asegura sentirse muy emocionado por visitar por primera vez el Perú por diversas razones. Su novia, dice, “no deja de hablar de tu país y se muere de ganas de conocer Machu Picchu, aunque lamentablemente esta vez no podrá acompañarnos a Lima”. Además, es fanático de la legendaria agrupación local El Polen, de la que se ha propuesto conseguir sus discos en Lima, sin dejar de lado su afición por nuestra gastronomía, especialmente por el  “peruvian chicken”: “¡Estamos muy ansiosos por comer pollo a la brasa peruano en Perú!”.

¿Conoces algo de la escena musical peruana?

Bueno, he escuchado muchas bandas de allá y me gusta especialmente la música de El Polen.

El sello Buh Records acaba de reeditar sus primeros discos en vinilo…

¿En serio? Yo tengo en CD “Fuera de la ciudad” y me gusta mucho. Me encantaría poder escucharlos tocar alguna vez.

THANK YOU NYC!!! 📸 by @wanjell

A post shared by Future Islands (@futureislands) on

Hablando de lanzamientos, The Far Field, el más reciente álbum de Future Islands, fue editado hace poco más de un año. ¿Cuáles dirías que son las principales diferencias entre ese disco y los anteriores de la banda?

Creo que el principal cambio en este disco con respecto a los anteriores fue la presencia del baterista Mike Lowry en las sesiones de grabación. En “Singles”, todas las canciones fueron compuestas con una batería programada, y luego, ya en el estudio, recurríamos a un baterista, a quien le poníamos los demos. Pero esta vez las canciones fueron compuestas con el baterista en vivo, en nuestro estudio de Baltimore.

De todos nuestros discos, creo que este último es el que tiene más energía, el que más se siente como si hubiera sido grabado en vivo. Es la primera vez, además, que grabamos la batería y el bajo en simultáneo. Y me parece que eso se siente al escuchar al disco. Este ha sido el primer disco que los tres hemos compuesto juntos, en una misma habitación, mientras hacíamos un ‘jamming’ con nuestros instrumentos.

Hablando de esa energía, desde el éxito del disco Singles Future Islands se ha convertido en una banda muy festivalera, aunque sospecho que ustedes se sienten más ‘en su elemento’ tocando en locales más pequeños.

Es cierto. Creo que siempre nos sentiremos mucho más ‘en casa’ cuando hacemos conciertos en teatros o locales cerrados, donde nosotros somos los ‘headliners’. Una de las partes más importantes de un concierto es el público, y cuando todos han ido a verte y escucharte solo a ti, algo que no necesariamente ocurre en los festivales, la energía que se percibe en el escenario es completamente distinta. Aunque también tiene su encanto tocar para gente que no tiene idea de quién eres.

Nosotros somos muy melómanos. Esa es la otra parte buena de los grandes festivales: que tienes la oportunidad de ver a muchas otras bandas geniales en un mismo evento. Tocar en festivales es tan impersonal que al final no sientes tanta presión. La gente suele estar muy lejos del escenario. Tengo la impresión que nosotros nos ponemos más nerviosos tocando para diez personas que haciéndolo para diez mil.

Y de hecho alguna vez tocaron para millones de personas, literalmente, en aquella icónica presentación en “The David Letterman Show” en marzo de 2014.¿Qué recuerdos tienes de esa noche?

Recuerdo que esa misma noche debería haber empezado nuestra gira, pero la tuvimos que posponer para poder tocar en la televisión. Por eso, hicimos lo de “Letterman” y al día siguiente ya teníamos una primera presentación en Asheville, en Carolina del Norte. Fuimos a Nueva York para grabar el programa, terminamos a eso de las cinco o seis, y luego nos fuimos manejando a Baltimore para recoger nuestras cosas y a la banda que abriría nuestro concierto.

En el trayecto se nos reventó una llanta y decidimos detenernos en un bar para ver en la televisión cómo había salido lo que grabamos para “Letterman”. Había solo dos o tres personas en el bar. La vimos y pensamos: “Bueno, eso no estuvo tan mal”. Y luego todo se volvió surrealista, con todos los comentarios que generó esa presentación. Honestamente, en ese momento, cuando nos presentamos en el programa, yo solo estaba concentrado en no meter la pata mientras tocaba. Jamás imaginamos que se volvería algo tan icónico para la historia de la banda. Mucha gente el mundo descubrió a Future Islands gracias a esa presentación. Y mucha gente lo sigue haciendo ahora, más de tres años después.

Big Thanks @baltmag for putting us on the cover of the first ever Music Issue!!!

A post shared by Future Islands (@futureislands) on

¿Y qué se viene ahora para la banda? ¿Ya están trabajando en el sucesor de “The Far Field”?

Sí, pero estamos en una fase muy preliminar. Recién estamos componiendo los primeros temas, pero ya tenemos muchas ideas en las que queremos trabajar y un puñado de demos de canciones nuevas. Esperamos entrar al estudio a grabar a fines de este año o, a más tardar, a inicios del próximo. Puedo adelantar que al menos tocaremos una de esas nuevas canciones en nuestra gira por Sudamérica.