Strata IV, de la artista peruana Camila Rodrigo, combina instalación, fotografía y fotocopia. Va hasta el 10 de junio en la galería Pancho Fierro. El ingreso es libre. 

La muestra Strata IV articula la tensión, los usos y abusos del hombre en el mundo material. Muchas de las obras están compuestas por papel fotocopiado. Pero ninguna imagen es igual a la otra. La tinta se desgasta en cada una de las capas de papel, lo que refleja que la degradación no cesa.

Camila Rodrigo estudió Periodismo en la Universidad Católica, pero al llevar el curso de Fotografía se dio cuenta de que se le hacía más fácil comunicar con imágenes que con palabras. Dejó la carrera y empezó a estudiar Fotografía en El Centro de la Imagen. Al terminar, hizo una maestría en fotografía y artes visuales en Milán. Ha expuesto sus obras en Arles, Amsterdam, Buenos Aires, Barcelona, Londres, Lausanne, Lima, Mexico DF, Milán, Miami, Nueva York, Pingyao, San Petersburgo y otras ciudades.

En conversación con Cosas.pe, Camila Rodrigo cuenta más detalles de la exposición Strata IV

¿De qué se trata la exposición Strata IV?

Strata IV invita al espectador a cuestionar la relación que tenemos con nuestro entorno natural, articulando la tensión, los usos y abusos de la mano del hombre en el mundo material. Plantea un desentendimiento, una distorsión que hace insostenible una proyección a futuro en armonía. Es por eso que la erosión y el deterioro son los ejes centrales de la propuesta. No solo se erosiona el terreno, también nuestra forma de entender y convivir con este.

¿Qué piezas podemos encontrar?

La instalación central es Strata IV, creada por fragmentos de una imagen que han sido fotocopiados una y otra vez hasta crear torres de papel. En primer plano se ven los bordes de papel que le quitan importancia a la idea de reconstruir la imagen en su totalidad. Las torres de papel están acompañadas por fotocopias pegadas a la pared que revelan pedazos de un paisaje que no se logra ver en su totalidad.

En la sala también destaca la pieza Buscando el Sur, una brújula artesanal que no llega a entender su función. Se enfrenta al dilema de su constante desorientación al no poder encontrar un norte.

Finalmente, hay una sola fotografía colgada en la pared, un cactus. El cactus, al ser una planta que logra sobrevivir en condiciones extremas, representa cierta persistencia, un intento fallido por sostener la realidad que vivimos. Al enfrentarse a la instalación de fotocopias, esta única fotografía reafirma la incapacidad de este medio para capturar los niveles de erosión y deterioro del paisaje.

¿Por qué el nombre Strata?

Strata se inicia en 2014 con una serie de instalaciones in-situ creadas por fotocopias blanco y negro. Esta es la cuarta versión. La palabra strata en latín deriva de strātus, el participio perfecto pasivo de tender. Me pareció que funcionaba para nombrar estas instalaciones que buscan remitir a una topografía geográfica, a las capas, el movimiento y el paso del tiempo.

 

¿Cómo se te ocurrió trabajar esas imágenes?

Vengo fotografiando la Costa Verde y La Herradura hace más de cuatro años. Con el tiempo la fotografía dejó de ser suficiente para hablar del deterioro y la erosión. Fue así que comencé a experimentar con la fotocopia. Lo que me atrajo fue su capacidad de repetir una imagen infinitamente, pero siempre teniendo sutiles variaciones. Esa sutileza está también en la erosión.

Muchas veces pareciera que el paisaje se mantiene igual a pesar del paso del tiempo, pero en realidad está en constante movimiento. Creo que esta muestra también habla de desplazamientos a distintos niveles. El más evidente es el del terreno y nuestra relación con este, pero también se da un desplazamiento en la manera de utilizar la fotocopia y entender la fotografía.

¿Estás trabajando en algún otro proyecto?

En junio iré a una residencia en Suiza por tres meses, SMART (Sustainable Mountain ART), en la cual pienso trabajar los mismos temas que he venido trabajando en el paisaje limeño, pero en una geografía muy diferente. Creo que esta experiencia me permitirá darle mayor relevancia a mi propuesta al salir de mi terreno de estudio y mostrar otros contextos.