Conversamos con uno de los artífices de las impresionantes ceremonias de los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos Lima 2019: el director de arte y diseñador de vestuario Pepe Corzo, encargado de diseñar casi 5000 piezas de vestuario que se lucieron en los espectáculos del Estadio Nacional.

Por María Alejandra López / Fotografías de Paula Virreira, Lima 2019 y Balich Worldwide Shows

Aprendizaje visual

Entrar al departamento de Pepe Corzo es como visitar una librería instagrameable: cientos de libros de diferentes colores y tamaños adornan las repisas de su hogar, y se mezclan con papeles y materiales para hacer manualidades. Aquí no hay tomos de literatura ni ensayos filosóficos, pero sí varias publicaciones de arte y diseño en diversos formatos.

Y es que, para Corzo, el aprendizaje es visual. De hecho, dejó Estudios Generales Letras en la PUCP para dedicarse de lleno al diseño, hace ya 27 años. “Soy una persona muy curiosa. Me llaman la atención las técnicas, los colores, los materiales y las texturas que veo a mi alrededor”, expresa.
Gran parte de su portafolio como director de arte y diseñador de vestuario (que incluye cientos de trabajos para espectáculos de teatro, ópera y ballet en Lima y España) se nutre del mismo estilo: experimentar para crear. Al igual que como cuando tenía 5 años y se entretenía con cartulinas, tijeras y pegamento, hoy se divierte creando diseños y props probando con distintos materiales antes de desarrollar un boceto.

En paralelo a su trabajo en shows de teatro, ópera y ballet, Corzo trabaja como director de arte de televisión y fotografía. La publicidad es su segundo hogar.

“Mi método no es convencional”, aclara. A diferencia de otros profesionales del rubro, él elabora prototipos antes de bocetar una idea. “Empiezo a crear piezas pequeñas y, una vez que tengo listo el prototipo, se lo presento al cliente. Para mí, es una manera ágil y dinámica de trabajar”, explica.
Justamente, su fórmula ha sido vital para culminar uno de los encargos más importantes de su trayectoria: ser el diseñador de vestuario y utilería de los shows de inauguración y clausura de los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos Lima 2019.

Lea también:  Eve Jobs participará en los Juegos Panamericanos Lima 2019

Proyecto trascendental

Hace dos años, cuando Pepe Corzo estaba tomando un café con Francisco Negrín (el galardonado director de escena mexicano) en Bilbao, jamás imaginó que esa reunión sería el inicio de algo más grande. Al mes siguiente, Negrín lo contacto para integrar el equipo de la productora italiana Balich Worldwide Shows que se presentaría a la licitación internacional para producir Lima 2019.

A los dos días, Francisco y la coordinadora creativa, Sara Maestro, llegaron a Lima por primera vez para nutrirse de la cultura peruana. “Les organicé un tour de dos días, que incluía visitas al cerro San Cristóbal y Gamarra. También los puse en contacto con Vania Masías, Christian Bendayán y otros profesionales que he conocido a lo largo de mi carrera”, añade. El equipo de Balich Worldwide Shows preparó la propuesta en tres meses y, tras competir con otros catorce proyectos que se postularon, fue la opción ganadora. El resultado: un show que ha sido elogiado por medios nacionales e internacionales.

Según cuenta Corzo, algunos trajes de las ceremonias de los Juegos Panamericanos serán donados al Ballet Folclórico Nacional del Perú. (Foto de Buda Mendes/getty images. Producción de Balich Worldwide Shows.)

“Después de un año y medio de trabajo, fue increíble ver el Estadio Nacional iluminado y a todos los artistas en escena. Todavía lo estoy procesando”, dice. “Desde que me llamaron, mi actitud fue optimisma. Jamás pensé que los shows no serían un éxito, pero nunca imaginé que el público respondería tan bien. El espectáculo ha movido nuestras emociones como peruanos”, añade.

“Muchas cosas que diseñamos fueron creadas para resaltar con las luces. Ha sido un trabajo en equipo”, explica Corzo. (Foto de Lima 2019. Producción de Balich Worldwide Shows).

Lo cierto es que los aplausos no hubieran sido posibles sin el impecable trabajo de Corzo, quien fue responsable de aproximadamente 5000 piezas de vestuario que se lucieron en Lima 2019. Si bien supervisar el proyecto fue retador, la estructura de trabajo de Balich le permitió llegar a tiempo. Como el pedido implicaba coordinar con personas en España, Italia, Grecia, China y Lima, las herramientas digitales fueron sus grandes aliadas. “Empezaba a responder correos a las 6 de la mañana. Ni siquiera utilizábamos WhatsApp o Skype, sino softwares de comunicación para coordinar a gran escala. No he sentido estrés, porque he sido metódico y he trabajado con un equipo extremadamente profesional. ¡Lo he disfrutado!”, cuenta.

Lea también:  4 eventos imperdibles para cerrar la semana

Herencia peruana

Una de las razones que hizo que los espectadores se emocionaran hasta las lágrimas al ver los espectáculos de Lima 2019 fue el hecho de que los shows realizaran un viaje cultural por el Perú. “Nos hizo darnos cuenta de que somos más que costa, sierra y selva. El Perú es diverso”, asegura Corzo. En esa línea, no solo se nutrió de libros de historia, geografía y diseño textil, sino también recorrió diversas calles para obtener la materia prima de las prendas y props. “Todo ha sido totalmente local. Hemos trabajado con proveedores de Gamarra, Caquetá y otros lugares comerciales”, señala. “Los mejores insumos están acá”.

Bocetos de “Ekeko”, desarrollados por el diseñador de vestuario.

Pero, si pudiese creer que se tomará unas largas vacaciones tras haber participado en el proyecto más retador de su carrera, él es muy claro: la adrenalina no le permite parar. ¿Su siguiente paso? Es el director de arte de “Cuéntame”, el espectáculo musical que Los Productores vienen preparando con la música y la historia del rockero nacional Pedro Suárez-Vértiz. Además, estará a cargo del vestuario de la tradicional Cabalgata de Reyes de Madrid, que se realizará en enero. Sin lugar a dudas, aún le esperan cosas grandes.

Bocetos de “Flores éxoticas” , desarrollados por el diseñador de vestuario.