Hoy Shakira y Jennifer Lopez pondrán la cuota latina en el medio tiempo del Super Bowl. Hagamos un repaso por los números más celebrados de todas las ediciones de este evento. Sin duda, Justin Timberlake y Janet Jackson deben ser los artistas más recordados.

Por Redacción COSAS

Justin Timberlake & Janet Jackson (2004)

La edición 38 del Super Bowl se realizó en el Reliant Stadium de Houston, Texas. En aquella ocasión, la variedad musical fue generosa al contar con un repertorio variado a cargo de Kid Rock, los raperos Nelly y Puff Diddy y la cantante pop Jessica Simpson. Pero el plato fuerte resultó serlo el incomparable dúo a cargo de Janet Jackson y Justin Timberlake, quienes consiguieron dejar su número en la memoria como el más recordado de todo el Super Bowl. Sorpresivamente, Justin jaló uno de los corpiños de Janet y dejó a la vista de los millones de televidentes, su seno derecho. Lo sucedido motivó cierta mojigatería de parte de los organizadores, que en los años siguientes optaron por números más tradicionales. La ocasión dio pie para que al año siguiente se concibiera la plataforma de Youtube con la idea de compartir momentos como aquel. Paradójicamente, la carrera de Janet Jackson perdió fuerza desde ese polémico concierto.

Aerosmith, NSYNC & Britney Spears (2001)

Juntar a los artistas más populares de ese año en escenarios múltiples fue la premisa de la edición 35 celebrada en el Raymond James Stadium de Tampa, Florida. Con una jocosa presentación a cargo de Ben Stiller, el show tuvo su momento más memorable cuando todos los artistas se unieron para cantar en conjunto Walk this Way de Aerosmith. Justin Timberlake (una de las voces de NSYNC) tuvo oportunidad de estar en el escenario al lado de su novia de aquel entonces, Britney Spears.

Lea también:  ¡Vamos al museo! Vuelve la "Noche de los museos de Barranco"

Michael Jackson (1993)

A dos años del lanzamiento del disco Black or White, la fama del rey de pop se mantenía intacta. Aquel día en el Rose Bowl de Pasadena, California para la edición 27 del Super Bowl, lo dejó bien sentado. La presentación del divo no pudo ser más espectacular, con dobles suyos apostados en lo alto de las pantallas de video. Jackson, acostumbrado a números nada modestos, convocó a 3,500 niños de las escuelas públicas para que lo acompañaran desde el gramado utilizando pancartas en cada número. Los temas escogidos para esa ocasión fueron Jam, Billy Jean, Black or White, We Are the World y Heal the World. El dominio escénico fue impresionante y superó a su gran presentación en las Olimpiadas de Barcelona ‘92.  Por supuesto, la firma Pepsi no perdió la oportunidad de explotar la imagen del ídolo tan asociada a su producto.

Prince (2007)

El clásico rival de Michael Jackson también demostró en la edición 41 celebrada en el Dolphins Stadium de Miami, que no era un convidado de piedra. Con un despliegue visual espectacular para la transmisión en vivo, el show tuvo sus momentos más celebrados en la apertura y el final de la presentación con sus clásicos Let’s Go Crazy y Purple Rain. El magnífico marco puso de manifiesto la gran capacidad del artista para cautivar a un público extasiado a más no poder.

Rolling Stones (2006)

Tras el polémico número de Justin Timberlake y Janet Jackson en 2004, los dos años siguientes fueron convocados artistas más tradicionales como Paul McCartney y Rolling Stones. Estos últimos –y sin mayor parafernalia visual- hicieron delirar al público al ritmo de Start Me Up, Rough Justice y Satisfaction. Solo estos tres temas bastaron para demostrar en la edición 40 realizada en el Fort Field de Detroit que las leyendas vivientes no precisan de adornos.

Lea también:  Justin Timberlake se disculpa con Britney Spears y Janet Jackson