Estrella de Disney, frontman de una de las boy bands más populares de los noventa, y artista multifacético (es cantante, compositor, bailarín y actor). Justin Timberlake parece no tener límites. Empezó su carrera en la industria televisiva como un niño y hoy es uno de los músicos pop más influyentes del mundo (este año volverá a participar del gran espectáculo del Super Bowl). En el día de su cumpleaños número 37, repasamos los mejores y peores momentos de su carrera. 

1. Boy band star internacional

Con solo catorce años, Timberlake inició su carrera en la música como cantante de una boy band. Al igual que los Backstreet Boys, NSYNC se convirtió en una de las agrupaciones masculinas más importantes de los noventa. Desde su fundación en 1996, el grupo pop llegó a vender más de 56 millones de copias de sus tres discos en todo el mundo (se separaron en el 2012) y cosecharon una enorme legión de seguidoras. Si bien estar en una boy band no es un gran logro, tras su paso por NSYNC el artista descubrió que quería dedicarse de lleno a la música. 

2. Look denim

Durante los American Music Awards 2001, donde asistió junto a su enamorada de aquel entonces, Britney Spears (con quien mantuvo una relación de tres años), Timberlake lució uno de los peores outfits de su trayectoria: un jean, un blazer denim y un sombrero estilo cowboy denim, look que combinó con el de Spears. Durante una entrevista en el 2016 para el programa australiano The Project, Timberlake reveló que su mayor lección sobre la industria ha sido “si usas denim con denim, quedará documentado”. Y es que este look se convirtió en una radiografía de los noventas. 

3. Faceta solista

El 2002 fue un año clave para el artista: lanzó su carrera como solista con el disco Justified, producción con la que vendió más de 10 millones de copias, ganó 2 premios Grammy y catapultó sus sencillos por todo el mundo. A diferencia de sus compañeros de NSYNC, la carrera de Timberlake logró despegar con éxito tras dejar la agrupación. 

4. El show de la controversia

La presentación de Justin Timberlake en el Super Bowl del 2004 estuvo envuelta de polémica: el cantante dejó al descubierto un pecho de Janet Jackson ante millones de espectadores durante un show en el que ambos participaban. ¿Catastrófico error? Lo cierto es que el problema de vestuario está ligado a la creación de YouTube. Jawed Karim, uno de los fundadores de la plataforma, confesó que la creó con la intención de que cualquier usuario pudiera compartir y encontrar un video en internet. Y es que tras el accidentado suceso, millones de personas intentaron sin éxito ver la repetición desde sus computadoras. 

5. The Social Network

A pesar de que su carrera musical continuaba creciendo (en el 2006, lanzó su segundo disco FutureSex/LoveSounds), Timberlake decidió participar de un exitoso proyecto cinematográfico: The Social Network, película que cuenta la historia detrás de la creación de Facebook. La película de David Fincher obtuvo ocho nominaciones a los premios Oscar, entre ellas la de mejor película y demostró que el artista podía triunfar en las pantallas. 

6. Hit de película

Timberlake también probó que podía incursionar con éxito en una banda sonora. No solo brindó su voz para la película de los Trolls (2016), sino también se convirtió en la voz detrás del hit Can’t Stop the Feeling (nominada al Oscar como mejor canción original y ganadora de un Grammy a la mejor canción escrita para una película o la televisión). Unos de los hitos de su carrera fue cuando abrió la ceremonia 2017 de los Oscar con una presentación en vivo de esta canción. 

7. Time’s Up

Timberlake se declara defensor del movimiento Time’s Up, que busca erradicar el acoso y abuso sexual contra la mujer en Hollywood. Sin embargo, tras su reciente colaboración con Woody Allen para la película Wonder Wheel (2018), donde es uno de los protagonistas, ha sido tildado de hipócrita por Dylan Farrow, quien acusa a su padre adoptivo (el director estadounidense) de haber abusado de ella cuando solo era una niña. El artista se encuentra enfrentando varias críticas por su papel en la película de Woody Allen.