Los premios de la Academia Británica (BAFTA) distinguieron lo mejor del cine de 2019, marcando una tendencia que parece irreversible y con poco para Netflix. Los grandes ganadores del BAFTA resultaron ser 1917 y Parasite y refuerzan su favoritismo de cara al Oscar.

Por: Gonzalo “Sayo” Hurtado

Ya desde la apertura de temporada con el Globo de Oro, se esbozó un panorama de lo que podía terminar ocurriendo en la noche del Oscar. Luego de conocerse a los ganadores de los principales gremios de cine, los premios BAFTA del cine británico no han hecho sino confirmar esa tendencia. En el ámbito anglosajón, se nota un fuerte sesgo desde las agremiaciones y las academias a cerrarle las puertas a Netflix. Tal parece, la industria del cine no quiere ver afectado su modelo de negocio y está castigando a la plataforma. De ese modo, solo Marriage Story cosecharía un premio de Mejor Actriz Secundaria para Laura Dern, mientras que la suerte de El Irlandés parece apuntar a que se irá con las manos vacías durante el Oscar.

El triunfo del cine bélico

1917 fue la gran triunfadora de la noche al llevarse los trofeos a Mejor Película, Mejor Película Británica y Mejor Director para Sam Mendes. La producción, que tiene un espectacular empaque visual para simular que toda la historia está contada en un solo plano, llegará al Oscar con la primera preferencia. Este episodio de la Primera Guerra Mundial no llega con grandes actuaciones, pero es innegable que el trabajo fotográfico de Roger Deakins se convertido en la clave de su éxito. Puede sonar extraño que la Academia de Hollywood le de preferencia a una producción inglesa por encima del talento de casa que representa El Irlandés. Desde luego, no es una obra maestra de Martin Scorsese, pero si el reencuentro con un cine de género muy apreciado por la cinefilia. Pero tal parece, ésta es la manera como la industria le pone candados a un panorama futuro en el que plataformas como Netflix tendrán un control cada vez más grande en la producción de películas.

Lea también:  Emilio Rodríguez Larraín Salinas: la visión del empresariado

Incendiando la pradera

El que Joaquin Phoenix ganará a Mejor Actor por Joker es algo que estaba cantado, pero lo que todos los espectadores esperaban con ansias, era escuchar su “discurso de agradecimiento”. Phoenix es muy conocido por ser poco amigo de los premios y del glamour que les rodea. El speech que preparó, fue muy consecuente con ello. “Me siento muy honrado y privilegiado por estar aquí esta noche. Los Bafta siempre me han apoyado en mi carrera y estoy profundamente agradecido. Pero también debo decir que me siento en un aprieto porque muchos queridos actores que también se lo merecen no tienen el mismo privilegio. Creo que lanzamos un mensaje muy claro a la gente de color: que no son bienvenidos aquí. Ese es el mensaje que estamos enviando a gente que ha contribuido tanto a nuestro medio y nuestra industria, haciendo cosas de las que nos beneficiamos”. En la Academia de Hollywood deben estar temblando de solo pensar que discurso les va a dedicar Phoenix, dado que hay una sola presencia afroamericana en los nominados: Cynthia Erivo por Harriet. Además, el hecho de no haber directoras nominadas este año, promete un “agradecimiento” muy al estilo del actor. De no ganar esa noche el protagonista de Joker, sí que se desataría una bonita primavera en las redes.

El irónico Brad Pitt

Distinguido como Mejor Actor Secundario por Había una vez en Hollywood, Brad Pitt no pudo asistir a la ceremonia, pero le entrego a su compañera de reparto, Margot Robbie, el discurso que había preparado para que lo lea en su lugar. “Hola Reino Unido, sé que te acabas de quedar soltero. Bienvenido al club”, fue como empezó el discurso, aludiendo al hecho que Inglaterra está saliendo de la Unión Europea. Luego de los agradecimientos de rigor a todo el equipo con el que trabajó, finalizó con otra humorada. “Lo voy a llamar Harry, dijo Brad Pitt sobre su premio, “está deseando venirse a EE UU conmigo”. La ocurrencia arrancó carcajadas del príncipe William y su esposa, Kate Middleton, presentes en la ceremonia.

Lea también:  Ingeniería a largo plazo: la importancia de un planeamiento adecuado

Multipremiada mundialmente

El suceso mundial que ha desatado la surcoreana Parasite desde que ganó en el Festival de Cannes, la mantiene imparable. Premiada a Mejor Película Extranjera y Mejor Guión Original, ya nadie tiene dudas que en la noche del Oscar se irá con más de un premio encima.

Presencia latinoamericana

Aunque la película peruana Retablo de Álvaro Delgado Aparicio consiguió entrar en la categoría de Mejor Debut de un guionista, director o productor inglés (el cineasta tiene nacionalidad peruana y británica), quien terminó imponiéndose fue el drama indie Bait de Mark Jenkin. Previamente, en la gala de nominados, Delgado Aparicio tuvo la oportunidad de conocer y departir con personalidades como Sam Mendes, director de 1917, y Joaquin Phoenix, cuyo caracterización en Joker sigue dando que hablar.

Director peruano Álvaro Delgado Aparicio y actor Joaquin Phoenix.