Este 16 de febrero se reestrena en teatros y centros culturales de Lima “La Cosa”. Se trata de una película surrealista y de humor negro de Álvaro Velarde. Pablo Saldarriaga, uno de sus protagonistas, nos dio sus impresiones.

 Por Redacción COSAS

El panorama de la comedia peruana ha roto cánones desde la visión de Álvaro Velarde. Su ópera prima, “El destino no tiene favoritos” (2003) lo demostró al apostar por un formato que presentó en una clave exagerada y delirante muchos de los clichés de la telenovela latinoamericana. Esta vez, el director retoma su obra de 2013, “La Cosa”, para reestrenarla en un circuito alternativo encabezado por el Teatro Británico. Se trata de una comedia de enredos en la que una amargada mujer se ha retirado a vivir a un faro. Desde ahí, ella diseña un siniestro plan: acabar con el amor de su infancia, quien ahora administra un hotel playero y ya la olvidó por completo. Al mismo tiempo, transcurre la historia de una bella chica cuya familia está en bancarrota, agudizando su propio drama al enamorarse de un surfista. En esta oportunidad, conversamos brevemente con uno de los miembros del elenco, Pablo Saldarriaga, quien nos contó cómo fue su experiencia en esta inusual comedia de tintes surrealistas y cómo la ve ahora con una propuesta reinventada y teatralizada que promete brindar momentos sublimes al público.

Pablo Saldarriaga

Pablo Saldarriaga en “La Cosa” de Álvaro Velarde.

Cine en el teatro: “La Cosa”, una comedia entre el terror y la sátira

¿Qué sentiste al formar parte de la película y qué emociones te genera ahora que es reestrenada en este nuevo formato?

Al principio no la tenía muy clara. Solo había visto la película en uno de los cines favoritos de Álvaro y me pareció que era un director con quién yo quería trabajar. Ahora, al ver “La Cosa” por segunda vez, es mucho más gratificante. Creo que por más que se basa en cine antiguo, es un poco vanguardista y cae perfecto con una ciudad como Lima que es un tanto conservadora. Ahora, siete años después, se comienzan a apreciar nuevas ideas en la cinematografía y el público también está más dispuesto a ver películas diferentes.

Lea también:  Mayella Lloclla: luz al escenario

¿Qué opinas de este nuevo circuito independiente de cine que será presentado en teatros y centros culturales?

El cine es un negocio riesgoso y me parece que Álvaro ha tenido una idea muy inteligente y novedosa al reinventar el cine y teatralizarlo. Definitivamente, es un privilegio que no debemos desaprovechar, ya que una experiencia así difícilmente lo encontraremos en el resto de la región.

¿Qué sentiste al trabajar con Álvaro?

Al principio, durante el rodaje de la película, no fue nada fácil, pues seguirlo era complicado, no podías entender lo que pensaba del todo. Él literalmente estaba orquestando todo, desde la musicalización hasta el vestuario. Ya después, en la post-producción del filme, pudimos conocer mejor su trabajo y entenderlo. Lo mejor fue descubrir que compartíamos una misma pasión: el cine.