The Flaming Lips realizó un par de conciertos únicos en Oklahoma, dentro de burbujas de plástico.

Nota sindicada de BBC News

burbuja

Toda la audiencia se instaló dentro de sus burbujas a los 20 minutos de su llegada, comentó la banda.

Cada espectáculo tenía capacidad para 100 burbujas . Cada burbuja era para tres personas; la banda dentro de sus propias cápsulas.

El concepto provino del líder Wayne Coyne, quien a menudo rueda sobre la multitud en una bola Zorb durante los conciertos de la banda. Coyne dijo que estarían “más seguros que yendo al supermercado”.

Dentro de cada burbuja había un altavoz de alta frecuencia, que ayudaba a que el sonido llegue claro. Además, una botella de agua, un ventilador a batería, una toalla y un letrero : “Tengo que utilizar los servicios/calor aquí”.

Si hacía demasiado calor, la burbuja se llenaba con aire frío. Aquellos que necesitaban el baño eran escoltados por el personal del lugar una vez que se habían puesto una máscara y salían de su burbuja.

En junio  presentaron una canción para el programa de chat de Stephen Colbert . La banda realizó una prueba para los conciertos en octubre. Los espectáculos  se iban a realizar en Oklahoma, ciudad de donde la banda es originaria,  antes de Navidad y se pospusieron en diciembre debido a un aumento de los casos por el  C-19.

“Es un evento muy restringido. Pero lo bueno es que podemos disfrutar de un concierto sin poner a nuestras familias y a todos en riesgo”, dijo Coyne a Rolling Stone el mes pasado.

“Creo que es una nueva normalidad: puede que vayas a un espectáculo, puede que no, pero creo que seremos capaces de resolverlo”.

Lea también:  Francia y Los Macron: ¿el fin de la luna de miel?

Los espectadores escucharon a la banda tocar clásicos como Do You Realize, She Don’t Use Jelly y Race For The Prize, así como temas del álbum ‘American Head’ del año pasado.

También tocaron el viernes 22 de enero una versión de True Love Will Find You in the End de Daniel Johnston. Habría sido el sexagésimo cumpleaños del cantante.

Un equipo profesional se encargó de filmar los conciertos. Nathan Poppe, el camarógrafo, documentó el proceso de montaje del programa vía Twitter.

Explicó que la planta baja del teatro The Criterion estaba dividida en una cuadrícula de 10×10, con una burbuja de espacio dentro de cada cuadrado.

Poppe agregó que, debido a que el sonido de la audiencia estaba silenciado, los aplausos fueron reemplazados por personas que “golpeaban la parte superior de la burbuja”.

El éxito de los conciertos plantea la pregunta: ¿otras bandas podrían replicar la experiencia? La respuesta parece ser afirmativa, siempre que se encuentre el lugar correcto y el personal y los miembros de la audiencia tomen las precauciones necesarias.

En declaraciones a TMZ el año pasado, Coyne explicó que se necesita mucho espacio abierto alrededor del lugar para que el publico asistente enmascarados puedan permanecer socialmente distanciados antes de entrar en las burbujas, un proceso que toma unos 20 minutos.

Las burbujas, agregó, retienen suficiente oxígeno para que tres personas respiren durante “más de una hora y 10 minutos” antes de que deban refrescarse, aunque se necesita una toalla para limpiar la condensación.

Lea también:  Escena en Lima Vol. 7

Según un video instructivo publicado en la cuenta de Instagram, el concierto termina con todos tirando sus burbujas hacia la puerta de salida, donde deben volver a colocarse las máscaras antes de abrir la cremallera y abandonar el lugar.

“Seguridad, seguridad, seguridad ante todo”, dijo Coyne a los fanáticos. “¡Pero diversión también!”