XX puede ser un símbolo de censura. Pero también es la mezcla de cromosomas que representan al sexo femenino. Y es también el nombre de la nueva muestra de la Galería Seres, que se inaugura este viernes 10 de marzo.

XX: ser mujer y hacer arte ya había sido tema de conversación con Genietta Varsi, una de las cabezas de la galería junto a Tomás Orrego, la primera vez que nos juntamos. Al hablar del programa que habían preparado para el verano, reparamos en esta exhibición y ella explicó que esta fue una de las muestras “que nosotros veíamos necesario armar”. Si bien la idea surgió a partir del movimiento de #NiUnaMenos, la muestra vuelve a ser oportuna en un contexto en el que la sociedad limeña se sumergió en un debate que tocaba temas como el sexo, la igualdad y la identidad de género.

Genietta Varsi es, junto a Tomás Orrego, fundadora y directora de la Galería Seres.

“Es especialmente en este tipo de situaciones, de desacuerdo e inestabilidad, donde el arte cobra verdadera importancia”, comenta Genietta. “XX es un tanque de oxígeno en una atmósfera donde todo el aire es negro e impuro“, agrega.

XX: un sexo, todas las artes

La gestación de esta muestra se dio de manera mixta. Algunas de las artistas fueron reclutadas después de la convocatoria general que la galería realiza para programar su temporada y otras en cambio fueron llamadas para este proyecto en particular. De esta manera se llegó a juntar el trabajo de siete artistas que se expresan a través de diferentes soportes y metodologías: dibujos, pinturas, fotografías, una instalación, un videojuego y una performance.

“Pulsos pulsátiles”, de Genieta Varsi.

“Cada obra defiende y cuestiona su territorio ante las opresiones sociales, políticas y religiosas”, explica Genietta, que además de ser una de las directoras de la galería, es también una de las participantes. Con su instalación Pulsos y pulsiones habla del “sexo como espacio de emancipación máximo”.

“Sin pulsión no hay pulso”, de Genietta Varsi.

Otra de las artistas expuestas es Wynnie Mendoza. A través ilustraciones, su trabajo “aborda la representación de la mujer desde nuevos espacios, en este caso en el sexo y su sexualidad”. 

“Orgía”, de Wynnie Mendoza.

Por medio de sus trabajos y pinturas, la artista “pretendo subvertir nuestra imagen y explorar en nuestros deseos”.

Lea también:  Arte: "Humor fino" de Debrah Montoro, las pinturas de Tito Monzón, y más

Romina Schulz participa en XX con dos trabajos: Mapa del Perú61 días de auxilio. Adormecimientos que pesan… sin vergüenza. En esta última obra “los días de auxilio se refieren a la mujer que se encuentra sumida en una intensa sensación de socorro al estar embarazada y querer finalizar dicha situación, en un entorno de ilegalidad”. La puesta en escena consiste en 61 piezas de cerámica, de diversas formas, todas asemejando embriones. 

“61 días de auxilio. Adormecimientos que pesan… sin vergüenza”, de Romina Schulz.

El arte de responder

Genietta lo tiene claro: “la historia del arte se escribió desde posturas machistas“. Romina menciona, como ejemplo, a Artemisia Gentileschi, pintora del barroco italiano que fue ignorada durante mucho tiempo en los libros de historia. Y agrega: “la mujer se ‘apodera’ del circuito artístico recién en la década del 70, con el auge del feminismo”. Por eso, como dice Wynnie, XX es “una muestra que busca dar cuenta de la presencia femenina en las artes visuales con una fuerte carga reivindicatoria”. 

Pero el contexto va transformándose. “El circuito artístico parece estarse volviendo equitativo”, asegura Romina. Y Genietta refuerza esto: “Para mí el arte es eso, revolución y cambio“.

Por Omar Mejía Yóplac