Radiante por volver. Así parece estar el cantautor Andrés Calamaro, que hoy anunció a través de su cuenta de Twitter que regresará a Lima. La cita será este 24 de junio en el auditorio del Pentagonito. La visita de El Salmón es parte de la gira Licencia para cantar, un espectáculo donde el músico argentino presenta lo mejor de su repertorio y algunos covers en acústico.

A propósito de su concierto, y para empezar a calentar motores, escogimos los 10 temas acústicos imprescindibles en la carrera de Calamaro.

7 segundos + El día que me quieras

Estos temas, incluidos en el disco Romaphonic Sessions, son versiones en piano (a cargo de Germán Wiedermen) del clásico de una balada de su época en Los Rodríguez y del clásico El día que me quieras, compuesto la dupla entre Carlos Gardel y Alfredo Le Pera. Varias de las canciones de este álbum están incluidas en el setlist que ha tocado Calamaro en sus últimos conciertos. 

Estadio Azteca

La música de Andrés Calamaro está salpicada de referencias al fútbol. Estadio Azteca es una muestra de ello. El cantautor le dedicó esta letra al coloso de México, donde Argentina logró la copa del mundo de 1986. “Cuando era niño y conocí el Estadio Azteca, me quedé duro”.

That’s life

En el 2006, se lanzó un álbum triple conmemorando los 10 años de separación de Los Rodríguez. En ese disco, en la sección de rarezas, demos y covers, estaba este tema acústico que el grupo liderado por Calamaro hizo en homenaje a un cumpleaños de Frank Sinatra. 

Lea también:  ¿Guía oficial de cocina y supervivencia de The Walking Dead? Entérate de lo último en libros en la nota

Flaca

En esta versión de Flaca, hecha para una emisora radial en 1997, Calamaro entrega toda calidad. Casi al final de la canción, fusiona la música de su tema con la letra de El día que me quieras

Señal que te he perdido

Señal que te he perdido es una de las primeras canciones en la etapa de solista de Andrés Calamaro. Está incluida en el disco Nadie sale vivo de aquí (1989). Cuando vino al Perú en 1998, en el recordado concierto en la playa El Silencio, cambió ligeramente la letra del tema. “El horizonte no es El Chino”, cantó esa vez en alusión al gobierno de Alberto Fujimori.