Una de las reglas del stand up comedy es que el comediante reduzca su status frente al público. Es decir, debe burlarse de las cosas que le pasan, reírse de sus propios defectos y mofarse de los problemas. Felizmente, para hablar de la situación de El Club de la Comedia, el grupo precursor en cuando a este formato escénico, uno puede ir en dirección contraria. Porque, para llegar adonde ha llegado, no ha hecho más que subir. Ahora, tras pasar por bares y salas más pequeñas, llegan al teatro La Plaza para una temporada que comenzó el 5 de mayo y que se presentará todos los viernes hasta el 9 de junio. Conversamos con Carlos Palma, uno de los directores y fundadores, para que nos diga cuánto se ha avanzado y qué falta para consolidar este estilo de comedia en la escena local. Además, habló de nuestra revista en un pequeño y exclusivo monólogo.

¿Qué representa para ustedes su llegada a La Plaza?
Es un gran paso para el stand up comedy en nuestro país. Empezamos en bares pequeños y fuimos creciendo hasta llegar a los más importantes, como el Cocodrilo Verde. Pero llegar al teatro marca el inicio de una nueva etapa, donde el stand up ya no es considerado un arte “under” sino algo que se va haciendo cada vez más popular.

¿Por qué escogieron La Plaza?
Porque es uno de los mejores teatros de Lima, si no el mejor. La ubicación es genial, Larcomar sigue siendo un punto de encuentro muy importante para gente joven y no tan joven, la sala está equipada de manera excelente en cuestión de luces, sonido y video. Estamos muy contentos de haber logrado un acuerdo.

Lea también:  "El Último Tour del Mundo": el nuevo álbum de Bad Bunny

¿Cuánto ha cambiado la escena del stand up con respecto al momento en el que empezó El Club de la Comedia?
Radicalmente. Cuando empezó El Club no había escena de stand up en Perú, salvo 3 o 4 locos que hacíamos shows en el Satchmo. Ahora podemos decir que nosotros somos los precursores y líderes de una movida que cada vez congrega a más gente.

“Llegar al teatro marca el inicio de una nueva etapa”, afirma Carlos Palma, uno de los fundadores y directores de El Club de la Comedia.

¿Eran difíciles los inicios?
Siempre son difíciles. Se ganaba poco, llenar una sala era un sueño. Felizmente comenzamos muy jóvenes y no teníamos que mantener familias o pagar cuentas, lo cual fue una gran ventaja. Además, paralelamente siempre hemos tenido otras ocupaciones, como trabajos en radio o televisión.

¿Siguen algún modelo o tienen algún referente?
Por supuesto. Mi primer referente, y hoy en día una persona muy importante para mí, es Adal Ramones. Gracias a él yo comencé a hacer stand up. Y lograr abrir sus shows en Lima este año fue un sueño hecho realidad, conocer al maestro y saber que es tan buena onda como lo ves en TV.

Lo decía porque el video con el que promocionan el show se parece mucho a algunas intros de Saturday Night Live. ¿Hay alguna referencia de ahí?
Claro que sí. Saturday Night Live debe ser el sueño de todo comediante, llegar a ese programa es darle la vuelta a tu carrera, todos los comediantes que pasan por ahí saben que tienen el éxito asegurado en sus shows. Qué pena que en nuestro país estemos tan lejos de hacer televisión de esa calidad.

Lea también:  Los sueños lúcidos (y cinematográficos) de Adrián Saba y Gustavo Borjas

Pasar de los bares, donde la gente está con tragos y a veces con comida, a un teatro, donde todo es más formal, ¿lo toman como un reto porque la gente puede estar menos ‘sazonada’ o como una mejora porque, dentro de todo, también van a estar más atentos?
Definitivamente es una mejora. El ambiente de un teatro siempre es más propicio para cualquier tipo de espectáculo. Ya no peleamos con el sonido de la licuadora o el mozo pasando o la gente que llega tarde y mueve a todos para llegar a su mesa… Además en La Plaza también hay bar y puedes entrar a la sala con unos traguitos encima.

¿Cómo serán las presentaciones dentro de estas fechas? ¿Se van a alternar días o aparecerán todos siempre?
Vamos a mantener el formato que nos caracteriza: un show de 4 comediantes por noche que vamos alternando en cada fecha.

¿Irán cambiando o actualizando sus monólogos fecha a fecha? Pregunto esto para que la gente vea si les basta ir con una vez o si de repente puede volver y encontrar cosas nuevas…
Sí, vamos haciendo distintos monólogos para que el público pueda volver cuantas veces quiera y se encuentre siempre con un show diferente.

Después de esto, ¿qué sigue? ¿Han pensado en tener algún bloque televisivo o algo parecido?
Estamos listos para nuestra gira nacional.  Comenzamos el 2 y 3 de Junio en Arequipa y luego programaremos las próximas ciudades. Sobre la TV esperamos que sea algo que llegue pronto. Aunque, como veo las canales hoy en día, es bien difícil que sacrifiquen la venta de auspicios por calidad de contenido. Cada uno tiene su negocio, ya llegará el momento donde nos encontremos.

Lea también:  Fantasmas a escena: Beto Ortiz debutará en el teatro

Por Omar Mejía Yóplac