“Anatomía interior” es la muestra instrospectiva de Anamaría McCarthy, la artista que reúne sus trabajos hechos desde 1992 hasta ahora. Va hasta el 29 de setiembre en la galería John Harriman.

Por André Agurto

“El cuerpo femenino define una estética particular en su trabajo”, expresa Isabela Olivo, una de las curadoras de la muestra. Foto: André Agurto.

La nueva muestra de Anamaría McCarthy, Anatomía interior, es, sobre todo, un recorrido emocional. Una travesía que lleva al espectador a visitar siete etapas de su existencia. “Mi trabajo es mi vida y mi vida es mi trabajo”, acota la artista, que ha utilizado la técnica del autorretrato como una de las herramientas para entender aquello que llama “la esencia femenina”.

Esta “introspectiva”, como ella la ha bautizado, presenta sus trabajos desde 1992 hasta la actualidad. “Cada fase de mi vida ha marcado mi obra”, indica sobre la muestra que va hasta el 29 de setiembre en la galería John Harriman, en Miraflores. Al retratarse a sí misma, McCarthy busca también establecer un discurso sobre la mujer actual. Los cambios, los temores, la violencia, todo lo que enfrenta en la sociedad de hoy. “La liberación de la mujer es a través de una misma”, sostiene la autora. Y, para librarse de las ataduras sociales, McCarthy dice que hay que hablar sobre todo.

Es por eso que Anatomía Interior está dividida en siete partes. Las etapas a las que se refiere la artista están claramente delimitadas en la exposición: 1) Mirada / reflexión, 2) Ausencia/Pérdida, 3) Recuerdo/Nostalgia, 4) Soledad/ Separación, 5) Renacer/ Trascender, 6) Cambio/Permanencia y 7) Plenitud/ Integridad.

Lea también:  ¿Arte en Semana Santa? 4 espacios que abrirán sus puertas durante el feriado

Cada una de ellas muestra parte de la historia de McCarthy. Ausencia/Pérdida, por ejemplo, se revela como una de las fases más dolorosas en la historia de la artista, en la que experimenta la pérdida de un ser querido. O en Recuerdo/Nostalgia, donde evoca a su padre y también se inserta en las memorias de él a través de antiguas fotografías que intervino manualmente.

“Cualquiera puede reconocerse en estas fotografías. Todo es memoria”, afirma Anamaría, quien acude al desnudo artístico (el propio y de modelos) como una de las vías para hallar la esencia. “No estamos ‘calateándonos’, estamos aprendiendo sobre nuestro cuerpo, a ser quienes somos sin máscaras, sin ataduras”.

La muestra incluye también instalaciones en video, como el que muestra a la propia McCarthy en una sesión de action painting, pero al revés. “Los rituales son un denominador común en mi obra”.

Anatomía interior se complementará con la publicación de un libro este 6 de setiembre. La cita es en la misma galería a las 7:30 p.m. Asimismo, McCarthy anuncia que a fin de este año o a principios del 2018, publicará sus memorias.