La emblemática revista de historietas Carboncito se despide en su edición número 20. Conversamos con Amadeo Gonzales, uno de los editores, sobre las sorpresas de la última presentación y sus proyectos a futuro.

Por: María Alejandra López // Fotos de Mariana Hidalgo y Jimena Gallarday

Amadeo y su hermano, Renso Gonzáles, crearon Carboncito en el 2001. En ese entonces, la publicación era un fanzine en todas sus dimensiones: se producía de manera artesanal en blanco y negro, y no pasaba por un proceso de imprenta. Hoy en día, lo que empezó como una publicación hecha a mano, es la revista de historietas gráficas con mayor periodicidad del Perú. Y se despide. 

Fotografía: Mariana Hidalgo

El ilustrador

Seguro te lo han preguntado más de una vez, ¿cómo empezaste a dibujar?

Siempre me gustó el dibujo. Cuando era niño leía bastantes cómics y en mi adolescencia sentí la necesidad de dibujar sin ser consciente de que me dedicaría a esto.

Leí que comenzaste en algo muy distinto…

Sí, estudié electrónica porque se suponía que debía estudiar “algo serio” y a la mitad de la carrera no sabía por qué la estaba estudiando y desarrollé un miedo por la corriente. No podía hacer nada por mi fobia y ya me había electrocutado un par de veces. Gracias a la electrónica, felizmente, conseguí trabajo en una empresa de telecomunicaciones.

¿Cuándo se da el giro a lo que es Amadeo Gonzales hoy en día?

Siempre he dibujado. Tenía un horario de oficina y luego me dedicaba a dibujar, visitar exposiciones, e ir a conciertos. Recién en el 2001, junto a mi hermano Renso, inventamos Carboncito al ver que no podíamos publicar nuestros trabajos en ningún fanzine.

Fotografía: Mariana Hidalgo

¿Cómo nace el Amadeo ilustrador?

Lea también:  Más allá de Parasite: Las mejores películas del cine coreano

Siempre quise estudiar en Bellas Artes y no se dio por diversos factores. Sin embargo, me dediqué a trabajar y a aprender más sobre arte por mi cuenta: investigaba por mi cuenta, visitaba talleres, aprendía técnicas, y exploraba el mundo de las imprentas y la serigrafía.  

De manera autodidacta…

Aprendí todo de manera autodidacta, el arte y la música. ¡Hasta ahora no me aprendo las notas musicales y ya tengo tres discos! Siempre he tratado de ir puliendo mi dibujo y mi música.

¿En dónde nace tu inspiración?

Básicamente en los estados de ánimo, en la alegría y el burlarse de uno mismo. Hago los dibujos que me divierten y me motivan. 

Fotografía: Jimena Gallarday

Estética fanzine

Carboncito empezó de una manera bastante artesanal, ¿cómo era en sus inicios?

Carboncito empezó como un fanzine fotocopiado de dos hojas dobladas. Estaba hecho a mano y la portada era un collage. En ese tiempo no teníamos computadora y yo no sabía diseñar: los dibujos eran terribles a comparación de lo que hemos cambiado en todo este tiempo. Pero sí teníamos la intención y las ganas de querer mostrar lo nuestro.

¿Cuándo empiezan a colaborar otros artistas?

Fuimos a un evento de cómics en Lima y empezamos a repartir Carboncito gratuitamente. Vimos que habían personas que querían participar y, poco a poco, se sumaron artistas que admirábamos. Todo cambió cuando conocí a un amigo que tenía una imprenta y, gracias a él, la revista salta a la imprenta. A partir de ese momento nos dimos cuenta de que podíamos explorar la impresión, el papel y la diagramación. Empecé a involucrarme en el mundo del diseño y las imprentas con el Carboncito 4. Me gusta hacer todo y no depender de nadie.

Lea también:  La agenda de verano de COSAS para este fin de semana

¿Hasta ahora?

Sí, es una locura. Me gusta hacerlo todo por mí mismo. Felizmente, la revista fue creciendo y gracias a la ayuda del Internet empezamos a convocar artistas internacionales y las páginas de la revista se fueron ampliando. En paralelo, nosotros íbamos creciendo como artistas: Renso y yo fuimos puliendo nuestro estilo y aprendimos nuevas técnicas para mejorar nuestro trabajo como ilustradores. 

Una de las primeras ediciones de Carboncito, la número 9, cuando la portada aún era en blanco y negro.

Se podría decir que muchas personas te conocen más por la ilustración que por Carboncito…

Claro… algunos no saben que tengo la revista o que soy músico. ¡O los músicos no saben que soy ilustrador!

¿Por qué le dicen adiós a Carboncito?

Creemos que el número 20 es un buen número. Y eso es lo bueno de tener una revista independiente: tenemos la libertad de decidir cuándo parar y con veinte ediciones ya estamos bien. Este número es más especial porque viajé a Europa y conocí a varios artistas que forman parte de la revista y que nunca imaginé conocer: artistas de Lituania, Alemania, Holanda y España. Se formó una gran amistad y un intercambio de trabajo.

¿Alguna sorpresa?

¡Hay artistas geniales! Tenemos chicas muy talentosas, artistas de Latinoamérica y artistas peruanos como David Galliquio, Manuel Gómez Burns, Cherman Quino, Ale Torres y más.

Carboncito número 15 llegó con color.

¿Qué se espera mañana?

Podíamos haber hecho una presentación y ya, pero nos involucramos en algo más grande: hemos realizado un festival llamado Carboncito. La idea es que se realice cada año y que cuente con invitados nacionales e internacionales. En esta primera edición, habrán 32 expositores que difundirán su trabajo: fanzines, posters, serigrafías, y camisetas. También se presentarán cinco bandas, incluyendo la mía, y en la mitad del concierto realizaré -junto a mi hermano- la presentación final de Carboncito. 

¿Cuáles serán tus proyectos tras Carboncito?

Lea también:  "Un café por un libro": Kubrea, un espacio para compartir cultura

La próxima semana me voy al Festival Entreviñetas, en Colombia, y luego me voy a Chile a la Impresionante en Chile. Presentaré la revista en ambos eventos. A la par, Renso y yo somos hermanos y vamos a seguir apoyándonos juntos. Además, me gustaría sacar un par de libros: uno de ilustraciones y otro de poemas y dibujos que he venido realizando. Los trabajaré por mí mismo. 

¿Has pensado tener una editorial?

He creado bandas y sellos discográficos… ¡por ahí que creo una editorial para publicarme! 

La última edición de Carboncito.

Presentación de Carboncito 20

¿Dónde? Centro Cultural Cine Olaya, Chorrillos. ¿Cuándo? de 4 a 10 p.m.

Al último momento: historieta Amadeo Gonzales para la última edición de Carboncito