El glamping es una tendencia mundial que combina la experiencia de acampar con el lujo y las comodidades de los mejores hoteles. El término, acuñado a finales del siglo XIX, es una fusión de las palabras glamour y camping. ¿Por qué no disfrutar de la libertad de dormir en medio de la naturaleza sin renunciar a los engreimientos más sofisticados?

Por Isabel Miró Quesada

Four Seasons Tented Camp Golden Triangle

Campamento en el Triángulo de Oro

Un hotel único en el portafolio Four Seasons, el Four Seasons Tented Camp Golden Triangle (all included) es un oasis en la jungla de un territorio dominado por los elefantes. Ubicado en el medio del Triángulo de Oro, donde se encuentran Tailandia, Birmania y Laos, el campamento es perfecto para los amantes de la aventura, que adorarán encuentros cercanos con elefantes, desayunos al amanecer, excursiones por la jungla, pícnics privados y avistamientos de aves.

Four Seasons Tented Camp Golden Triangle.

Diseñadas por Bill Bensley Design, cada una de sus quince tiendas con techos de paja ofrece privacidad completa e interiores bellamente decorados, que incluyen bañeras de cobre, pisos de madera y terrazas privadas con jacuzzi.

Amanwana

Paraíso en Indonesia

Extendiéndose sobre 36.000 hectáreas, la reserva natural de Amanwana ha erguido veinte carpas de safari en su propia isla privada en el Mar de Flores, aproximadamente a una hora de vuelo al este de Bali.

Amanwana.

Este paraíso virgen está repleto de vida silvestre, incluyendo macacos y ciervos, sin mencionar la abundante vida marina que puebla las aguas cristalinas, perfectas para el buceo, el snorkel, el kayak y la navegación. La aventura continúa en las tiendas de campaña de 58 metros cuadrados y en el Jungle Cove Spa, donde los huéspedes pueden relajarse y disfrutar de tratamientos de spa a la sombra de los tamarindos.

Lea también:  Tres planes para Fiestas Patrias si te quedas en Lima

Zarafa Dhow Suites

Entre la fauna africana, en Botsuana

Miembro de Relais & Chateaux, el galardonado Zarafa Dhow Suites es el campamento más opulento en formar parte del parque de conservación Zarafa, de Great Plains, en el norte de Botsuana. La villa, con tiendas de campaña privadas de dos dormitorios, solo es accesible mediante vuelos chárter.

Amanwana.

Cada carpa se extiende a lo a lo largo de 310 metros cuadrados, y cuenta con antiguos muebles de caoba restaurados, bañeras de cobre, máquinas de capuchino, piscina privada y demás comodidades, como cámaras profesionales Canon y binoculares Swarovski para uso de los huéspedes. Desde la enorme terraza con vista a la laguna Zibadianja, se pueden ver hipopótamos, leopardos, leones, elefantes, perros salvajes, cebras, jirafas y garcetas negras.

The Serai

En el desierto, al noroeste de la India

Una experiencia al estilo de la realeza de Rajastán. Este campamento de lujo se sitúa en una finca privada de 100 acres en medio del desierto de Thar. The Serai ofrece tanto sabores locales como lujos modernos, y deja el resto en manos del impresionante entorno.

The Serai.

Los invitados cenan bajo el cielo estrellado del desierto, beben cocteles alrededor de una fogata, mientras la música folclórica de Manganiyar hipnotiza la noche, y se relajan en grandes piscinas en medio de un paisaje abrumadoramente bello. Las carpas son igual de impresionantes, en particular la Royal Tented Suite, que cuenta con su propio spa, piscina climatizada al aire libre, comedor privado y un mayordomo personal.

Scarabeo Stone Camp

Al pie de las montañas, en Marruecos

El Scarabeo Stone Camp se encuentra en el desierto de Agafay, a unos cuarenta y cinco minutos de Marraquech, y cuenta con catorce tiendas de campaña y un restaurante con toldo que sirve cenas marroquíes a la luz de las velas. Cada carpa está elegantemente decorada y ofrece vistas de las montañas nevadas del Atlas, muebles vintage y alfombras bereberes que transportan a los huéspedes a un pasado mágico.

Scarabeo Stone Camp.

Los alojamientos pueden ser suntuosos, pero el paisaje es muy escabroso, perfecto para paseos en camello y a caballo, excursiones en cuatrimotos y, arriba en las montaña, sesiones de yoga y avistamiento de estrellas.