Días atrás se celebró uno de los eventos más destacados de la industria automotriz internacional: el Salón del Automóvil de Frankfurt. Allí, algunas de las marcas más exclusivas presentaron sus últimos modelos y prototipos, entre los cuales resaltaron las novedades de los autos eléctricos.

Por Manuel Coral González

La historia del Salón de Frankfurt comienza en 1897, en el Hotel Bristol de Berlín, cuando la Asociación Alemana de Fabricantes de Automóviles organizó la primera exposición de su historia y exhibió alrededor de una veintena de vehículos de marcas alemanas, entre las que destacaba la casa automotriz Daimler. Debido a la repercusión que el evento generó, Alemania se posicionó como uno de los países europeos con más influencia dentro de la industria automovilística a nivel internacional. Así, a lo largo de los años, tras superar crisis como la Primera y Segunda Guerra Mundial, el motorshow alemán se trasladó en 1951, hasta el día de hoy, a Frankfurt, y se convirtió en una de las citas más icónicas –además del Salón de París y Ginebra– del calendario ‘fierrero’.

El Hongqi S9 fue uno de los modelos más celebrados de la reciente edición del Salón de Frankfurt.

En la más reciente edición del Salón de Frankfurt –que se celebra en años impares, en alternancia con el Salón de París– diversas marcas y fabricantes, como Lamborghini, Hongqi Mercedes-Benz, Audi, Cupra, entre otras, presentaron sus últimos modelos y concept cars. Con el lema “Conducir mañana”, el centro de exhibiciones Messe Frankfurt tuvo como grandes protagonistas a los automóviles eléctricos e híbridos.

Sofisticación electrónica

Entre las características que comparte la gran mayoría de vehículos exhibidos en Frankfurt –donde hubo una presencia significativa de SUV–, destacan las grandes pantallas digitales en el interior, la conducción autónoma, la conectividad digital enlazada con internet y, sobre todo, el refinamiento de la estética automovilística. Ejemplo de esta última es el Cupra Tavascan, el primer prototipo eléctrico de la marca española, que combina las proporciones de un crossover, el aspecto de una SUV y el atractivo de un coupé deportivo. Por su parte, la casa británica Land Rover presentó el modelo Defender 2020, calificado como “un todoterreno por excelencia”, que posee un diseño inspirado en el Defender original de la década del setenta. Además, se le ha añadido el sistema Terrain Response configurable, para el deleite de los amantes del off-road.

La casa alemana presentó el BMW Concept 4, como adelanto de lo que será la Serie 4, próxima a salir al mercado.

Las casas automotrices asiáticas también sorprendieron al público con sus modelos deportivos. Hyundai presentó su modelo eléctrico Hyundai 45 Concept, de esencia retro, inspirado en sus orígenes: el Pony Concept de 1974. Y una de las estrellas del motorshow alemán, que se llevó todos los halagos debido a su modelo vanguardista y sus posibilidades de manejo, fue el hypercar del fabricante chino Hongqi, que presentó su modelo Hongqi S9, fabricado con fibra de carbono, sistema de propulsión híbrido y una potencia máxima de 1400 caballos de fuerza.

El Hyundai 45 Concept, de aspecto retro, se llevó grandes elogios por su diseño.

Poderío alemán

Los fabricantes automotrices alemanes, cómo no, lucieron sus últimas joyas en diseño y tecnología. Audi presentó su modelo futurista, eléctrico y todoterreno, el Audi AI: Trail quattro. Este vehículo de carrocería futurista está hecho de aluminio y fibra de carbono, y tiene como una de sus características más curiosas drones eléctricos autónomos en lugar de las luces largas y cortas tradicionales. Además, posee una conducción autónoma de entre cuatrocientos y quinientos kilómetros para carreteras, y doscientos cincuenta en terrenos complicados; es decir, el auto maneja (por un rato) sin necesidad de conductor.

Lamborghini presentó su modelo Sián, el primer híbrido de la marca, del cual se han fabricado solo sesenta y tres ejemplares.

Otra casa alemana que presentó un modelo muy llamativo fue Mercedes-Benz: el Vision EQS, un vehículo cien por ciento eléctrico de doble motor, con una batería de ion-litio que asegura una autonomía de alrededor de 700 kilómetros, y un diseño de múltiples curvaturas futuristas.

El Audi AI: Trail quattro fue presentado como el modelo todoterreno del futuro.

Porsche, en tanto, no se quedó atrás y presentó su primer deportivo eléctrico: el Porsche Taycan Turbo S, valorado en más de ciento ochenta mil euros. Y, desde Italia para el mundo, Lamborghini introdujo su modelo híbrido Lamborghini Sián, que, en lugar de usar baterías, apuesta por supercondensadores para la recarga de energía, y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 2,8 segundos (alcanza una velocidad máxima de 350 km/h). El encanto y el estilo están asegurados en los automóviles. Ahora solo falta que todos los conductores (especialmente los nuestros) estén a la altura de esta sobredosis de sofisticación y lujo.