Una isla es un lugar para perderse del mundo. Una isla privada con hotel cinco estrellas es un lugar para perderse del mundo y hacerlo con estilo. Abrimos un mapa y señalamos solo aquellos destinos que prometen contacto con la naturaleza salvaje y grandes dosis de hedonismo.

FREGATE ISLAND PRIVATE (Seychelles)
Seychelles es un archipiélago que reúne algunas de las mejores islas del mundo. Entre ellas brilla con luz propia la isla-hotel Fregate. Tiene siete playas impresionantes y dieciséis villas hechas de caoba nativa, cuya arquitectura y diseño van en perfecta armonía con la naturaleza. Cada refugio cuenta con una gran terraza con vista al océano, piscina, jacuzzi y un mayordomo.  Además de playas que te quitan el aliento, Fregate es un maravilloso santuario de aves (hay más de cien especies) y tortugas carey.

Fregate Private Island Twin_Residence_No_3_-_1

fregate-accommondation-residences12

DOLPHIN ISLAND (Fiyi)
“The Telegraph Luxury” la colocó en la meca de las islas privadas más paradisíacas. Acepta reservas para un máximo de ocho personas. El hotel tiene un estilo romántico, chic y relajado, que se inspira en el espíritu del Pacífico Sur. Otro plus es su personal, fiyiano y cálido. Ideal para una luna de miel –tiene un superspa que trabaja con plantas y aceites locales- o para un viaje en familia. Los niños encontrarán en la isla su lugar favorito, pues tiene una piscina de rocas, clases de snorkeling en agua cristalina, kayak y catamarán. Dolphin Island promete fotos preciosas y aún mejores recuerdos.

53db1789dcd5888e145e22de_dolphin-island-hilltop-bure dolphin-island-fiji-hilltop-bure

CAYO ESPANTO (Belice)
Prohibido guiarse por el nombre de la isla. Cayo Espanto asegura una experiencia sublime en medio del Caribe. Hay ocho villas, siete de ellas están ubicadas al norte y una al este. Las construcciones son de madera y están amuebladas con camas gigantes de ajuar blanco, sillas de mimbre, hamacas y pequeñas dosis de color. Los hospedajes tienen esas piscinas que parecen no tener bordes. También cuentan con una buena cocina hecha a base de pescado, frejoles negros y otros productos de la zona. Este lugar –que presume de tener los mejores sunsets y paseos en bote– ha hospedado a celebridades como Robert De Niro, Penélope Cruz y Brad Pitt.

Lea también:  Gigantes del océano: los yates más impresionantes de 2017

island cayoesponto_0

 

BEDARRA ISLAND (Australia)
En esa maravilla natural llamada la Gran Barrera de Coral queda la isla Bedarra. Son ocho villas ecológicas distribuidas en 45 hectáreas de bosque tropical. La isla se mantiene con energía solar y tiene una política de reforestación y reciclaje. Los arrecifes corales que la rodean son perfectos para practicar snorkeling y submarinismo, pues se trata de un ecosistema único por descubrir. Un dato importante: se acepta como máximo dieciséis huéspedes. La calma, la aventura y la privacidad están aseguradas.

best-all-inclusives-in-the-south-pacific-bedarra-private-valley-beach Bedarra-Island-2

HAYMAN ISLAND (Australia)

También en la Gran Barrera de Coral de Australia se encuentra Hayman Island. Esta isla privada-resort abrió en 1950 y ha sido recientemente renovada. Pertenece a la marca One&Only, que tiene hoteles que aseguran “revivir tu espíritu” en los rincones más impresionantes de Dubái, México, Sudáfrica y Maldivas. Las suites y los penthouses de Hayman Island tienen un estilo sofisticado y natural (la paleta de color es beige). Hay un penthouse creado por Diane von Fürstenberg que lleva el sello atrevido y chic de la destacada diseñadora. Hayman es uno de los mejores lugares para bucear y cuenta con biólogos marinos en su personal. Además, la isla es sinónimo de picnics en la playa, deportes marinos, cocina gourmet y relajación en un spa sobresaliente (la estrella es una masaje en medio del mar).

2015-07-18-1437238767-3897451-016OOHaymanResidenceLRCMYK Seaplane1

 

INN AT CUCKOLDS LIGHTHOUSE (Estados Unidos)
En Maine, un viejo faro de 1892 esconde un maravilloso refugio. Sus habitaciones son de gusto clásico, y cuentan con todas las comodidades de la modernidad y otros engreimientos como sábanas y toallas de algodón egipcio. Aquí los días pasan lentos con el sonido de las olas de fondo. Para saborear mejor la estadía se puede volar cometas, recorrer los alrededores en kayak o hacer paseos por las calas. Los hedonistas podrán disfrutar de una buena mesa que tiene como estrella absoluta a la langosta. Mejor aún si  esta se sirve a la luz de las velas.

Lea también:  Los Monster Trucks en Lima

p18ppnboi7ahv1bnu4r61l3h1mpoa islas privadas

 

PULAU JOYO (Indonesia)
Encontrar esta remota isla perdida en el archipiélago de Riau es como hallar un tesoro extraviado: arena blanca, mar turquesa, comida fabulosa y masajes reparadores en un lugar hermoso y sereno. Aquí las construcciones se llaman palacios y tienen una decoración delicada, a base de madera, flores y mucho blanco, que calza con el paisaje. Además, los huéspedes pueden jugar bádminton, hacer snorkeling, paddle, vela, pescar o simplemente tirarse en la arena y disfrutar del arte de no hacer nada.

D SUKA PROF PHOTOS 16-VIEWS FROM WATER 3-YF2G0467 D SUKA PROF PHOTOS 7-BEACH HOUSE 2 09-YF2G0293 copy

 

LIZARD ISLAND (Australia)
Lujo descalzo. Eso encontrará en North Island, una de las más atractivas de las 115 islas que componen el archipiélago de Seychelles. Artesanos locales han construido once palacios rústicos usando madera, piedra, cristal y techos de paja que empatan con la vegetación salvaje y las playas de postal. Pero no es solo el exterior, el resort tiene conciencia ecológica: trabaja con un sistema de alcantarillado que no daña el entorno y protege la flora y fauna, que es abundante y muy especial. Siempre ocupa los primeros puestos en los rankings de las mejores islas que hace “CondéNastTraveller”. Allí se han hospedado Paul McCartney, Jennifer Aniston, y la pareja real británica,  Kate Middleton y el príncipe William.

Silky-Oaks-Lodge-The-Daintree-River-Image-Hero2 2013-02-26-lizardislandsunsetofbalcony_1

 

ZAYA NURAI (Abu Dabi)
Nurai viene de la palabra árabe “nour”, que significa día. Esta pequeña isla –puedes recorrerla entera en menos de una hora– es el lugar de retiro preferido de los emiratís. Queda a quince minutos de la isla Saadiyat (Abu Dabi), pero también se puede llegar en helicóptero. Son 32 villas espaciosas con una habitación –cada una mide 110 metros cuadrados–. Y cada habitación tiene un equipo de sonido Bose y una increíble colección de té orgánicos. Además, todas las villas cuentan con un jardín privado con piscina y una terraza frente al mar. El diseño tiene un aire entre Miami y el Oriente, y aunque suene extraño, es una gran combinación.

Lea también:  Las poderosas Napa y Sonoma: una visita al wine country californiano

Water Villa View Beach Villa Romantic setup

 

THE BRANDO TETIAROA (Polinesia Francesa)
Marlon Brando encontró el cielo en la Tierra en las 580 hectáreas esparcidas en trece lindísimas islas rodeadas de mar turquesa en Tetiaroa (Polinesia Francesa). En 1966 viajó a esas islas casi vírgenes para filmar una película, y su belleza agreste y rica cultura tahitiana fueron tan deslumbrantes que las terminó comprando. Hoy el paraíso de Brando es un impresionante resort de lujo que funciona con energía natural. Treinta y cinco villas que son la mezcla perfecta de lo rústico y lo elegante: techo de paja, vista al mar y piscinas privadas integradas a la naturaleza. Solo se puede llegar a esta joya en el jet privado del resort. Son veinte minutos de vuelo desde Papeete (Tahití).

The-Brando-Tetiaroa_12 Brando-resort-Tetiaroa

Texto: Ana Carolina Quiñonez