Bruno Ascenzo y Carolina Cano viajaron a Río de Janeiro para conocer de una manera distinta la capital carioca gracias a la guía de viajes que Claro y COSAS Studio crearon. Inspírate como ellos, descubre tu próximo destino en la web viajerosconectados.com y viaja siempre conectado.

Con carnaval o sin carnaval, Río de Janeiro es una capital magnética. Sin embargo, en tiempos de sobreinformación y reseñismo de usuarios en internet, con decenas de recomendaciones por cada página web especializada que visitas y otras tantas notificaciones de una aplicación que bajaste para preparar tu viaje, la capital carioca se puede convertir en un río revuelto de información sin filtro.

Cerca de la playa de Leblon, hay agencias que ofrecen vuelos en ala delta, con pilotos autorizados (aprox. 80 dólares), desde la cima del cerro Pedra Bonita.

Los planes pospago Max de Claro cumplían con una máxima de los viajeros de este tiempo: la conexión internacional. Pero hacía falta algo más. Estar conectado requiere más que solo conexión. ¿Qué era? Contenido, pero no de cualquier tipo. Entonces crearon la web viajerosconectados.com como un plataforma especialmente curada con datos relevantes en las ciudades en las que Claro ofrece Cobertura Internacional. Fue bucear y zambullirse en toda la información para obtener lo mejor de cada destino en cuatro categorías: comida, arte y cultura, moda y diseño, y noche.

La ciudad del carnaval

Los primeros en probar la guía fueron Carolina Cano y Bruno Ascenzo. Los llevamos, precisamente, a Río de Janeiro. Empezaron su viaje en la emblemática playa de Copacabana, y luego, cada uno, decidió armar su propia ruta. Bruno voló en alta delta, recorrió el museo diseñado por el arquitecto Oscar Niemeyer en Niterói y probó el restaurante del afamado chef Rafa Costa. 

Carolina, por su parte, paseó por el bohemio barrio de Santa Teresa, subió al Pan de Azúcar en teleférico y terminó la noche en el Bar do Mineiro. Todo lo que probaron y recomiendan podrás verlo en la serie web Viajeros Conectados.