Este sábado, los duques de Sussex asistieron a la boda de Celia McCorquodale, prima del príencipe Harry. A diferencia de otros eventos, el look de Meghan Markle no fue elogiado. 

Es cierto: amamos el estilo minimal y elegante con el que siempre nos sorprende Meghan Markle. Sin embargo, esta vez debemos afirmar que la duquesa de Sussex no eligió bien su último look.

Para la boda, Meghan escogió un wrap dress Oscar de la Renta de la colección Old Resort 2019. A pesar del prestigio y la elegancia detrás de la firma, parece que no la asesoraron bien, ya que el vestido no se ajustaba a su cuerpo. 

Si bien en otras ocasiones, Meghan ha sido criticada por lucir prendas que dejan sus hombros al descubierto o que son demasiado entalladas: la preferimos con looks acorde a su estilo.

Según la revista Hola, “se trata de un vestido con estampado blanco y azul con motivos florales inspirados en la tradicional porcelana china. Confeccionado en viscosa y seda, tiene un precio de 4.428 euros”. 

Meghan Markle es la primera mujer en llevar esta prenda, ya que aún no está a la venta en Oscar de la Renta.

Aunque para algunas personas, Meghan Markle triunfó con un look bastante relajado que no opacó a la novia, varios usuarios de redes sociales no opinan lo mismo. 

“El vestido se la traga. El entalle es terrible”. 

 “Ella tiene un problema con la adaptación del vestido, es muy grande para su pequeña figura”.

Por el amor de Dios … ¿quién se está vistiendo a Megan? ¡Es un vestido de abuelita! Ella necesita contratar un nuevo estilista personal lo antes posible.

Lo dejamos a votación de los lectores, ¿qué opinan del vestido Oscar de la Renta?