A finales del mes de septiembre, miles de personas se pronunciaron en contra de las declaraciones de Donald Trump con el hashtag #WhyIDidn’tReport, en donde explican por qué tardaron tanto tiempo en denunciar una agresión sexual.

Tras el escándalo de Harvey Weinstein, los hashtags se han convertido en una poderosa herramienta para denunciar agresiones sexuales. Si Hollywood tuvo a #Time’sUp, Estados Unidos a #MeToo y Latinoamérica a #NiUnaMenos, hoy el clima de descontento parece ser el mismo con #WhyIDidn’tReport, un movimiento que busca que las personas que han sufrido algún tipo de agresión sexual cuenten en redes sociales por qué no denunciaron el hecho a tiempo.

El fundador de Miramax y The Weinstein Company, uno de los hombres más poderosos y temidos de la industria del cine, cayó estrepitosamente en el 2017 tras decenas de acusaciones de acoso sexual y violación.

El inicio de un hashtag

A inicios del mes de septiembre, la profesora universitaria Christine Blasey Ford denunció al juez nominado a la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos, Brett Kavanaugh, de agresión sexual. La docente de la Universidad de Palo Alto reveló que Kavanaugh intentó abusar de ella en una fiesta estudiantil en los años ochenta. 

“Él presionó su mano contra su boca para silenciarla cuando ella gritó”, cuenta Refinery 29 sobre el suceso. Según el portalBlasey Ford no tenía ninguna intención de revelar lo sucedido, pero su motivación fue que Brett Kavanaugh no llegara a ser un juez de la Corte Suprema de Justicia. 

Tras hacer pública su denuncia, Donald Trump apoyó a Kavanaugh con un tweet en el que argumentaba que, de ser cierta la revelación Christine Blasey Ford, ella la habría hecho inmediatamente. La respuesta no se hizo esperar y, en cuestión de minutos, el hashtag #WhyIDidn’tReport se hizo viral con miles de tweets de personas que no denunciaron a tiempo un acoso o una agresión sexual.

Lea también:  El mar como refugio: Helga Elsner Torres, artista plástica

Hollywood se pronuncia

Al igual que #MeToo#WhyIDidn’tReport se hizo aún más mediático con el apoyo de las celebridades. La actriz estadounidense Lili Reinhart confesó que no denunció el abuso porque no quería perder su trabajo y que las personas la consideraran una drama queen. 

Ashley Judd, una de las actrices que también denunció a Harvey Weinstein cuando el caso explotó, contó una terrible experiencia que atravesó en su niñez: La primera vez que sucedió, tenía 7 años. Le dije a los primeros adultos que me encontré y dijeron: “Oh, él es un buen hombre, eso no es lo que quiso decir”. Entonces, cuando fui violada a los 15 años, solo se lo conté a mi diario”. 

Cara Delevingne también se unió al movimiento y confesó por qué no denunció al famoso productor de Hollywood en su momento: “Me sentía avergonzada de lo que había ocurrido, y no quería arruinar públicamente la vida de alguien, a pesar de que ellos en privado arruinaron la mía”. En base a lo que denunció la actriz, Harvey Weinstein la obligó a besar a otra mujer.

Lea también:  Sin Prejuicios: Carlos Carlín

Why I Didn’t Report

Lejos del espectro digital, el movimiento también ha tomado las calles de Nueva York gracias a una iniciativa de Ha Jung Song y Bowook Yoon, estudiantes de la Escuela de Artes Visuales de Nueva York. Su proyecto es una protesta en papel que busca que los ciudadanos de a pie compartan sus experiencias en hojas en blanco ubicadas en la ciudad.

“La gente está tan asustada, y realmente solo quieren que alguien los escuche, les crea, los aliente y los apoye”, explicó Song a Gothamist. “No solo están compartiendo su experiencia, sino también compartiendo sus sentimientos y su rabia”.

El proyecto también cuenta con una cuenta en Instagram, @whyididntreportit, en la que distintas personas alrededor del mundo comparten sus testimonios. “La gente está realmente asustada, pero ya no quieren esconderse”, enfatizó Song. Y parece que este es solo el comienzo de algo más grande.