Más de una tonelada de donaciones ha repartido el diseñador Genaro Rivas a través de #PeruanoABRIGAperuano. A dos semanas de presentar su próxima colección de novias, nos cuenta en qué consiste su próxima obra benéfica. 

A fines de julio, el diseñador peruano Genaro Rivas lanzó la iniciativa social #PeruanoABRIGAperuano con la finalidad de llevar abrigo a personas afectadas por el friaje en la región Cusco. 

Inicialmente, la campaña consistía en entregar una casaca térmica por cada casaca vendida de su línea La Nacional. No obstante, tras una visita de coordinación a la ciudad imperial, Genaro comprendió que las necesidades eran mayores, y que sumando esfuerzos podían llevar algo más que prendas de abrigo. Así fue como consiguió el apoyo de las marcas con las que trabaja y de sus amistades más cercanas. Incluso, utilizó su fiesta de cumpleaños como evento benéfico para recaudar donaciones. 

“He sentido la misma adrenalina que cuando presento una nueva colección”, comenta aún emocionado al recordar la entrega de más de una tonelada de ayuda, la semana pasada, junto a un grupo de amigos. “La diferencia es que la primera es una acción meramente comercial, mientras que con esta obra hemos logrado impactar en la vida de casi 120 personas”. 

Las instituciones que recibieron el apoyo son el Hogar Madre Teresa de Calcuta, que se encarga de acoger ancianos y niños en estado de abandono; y Casa Mantay, que trabaja con madres adolescentes y sus pequeños. En total se distribuyó más de mil pañales, 200 kg de alimentos, 150 frazadas, 120 casacas, y 200 polos. Además, de 50 juguetes nuevos, 10 artefactos y una silla de ruedas.

Genaro Rivas junto a su equipo tras repartir donaciones en Casa Mantay, Cusco.

Vestir con sentido

“Cuando participas de esta clase de iniciativas descubres que los problemas que podemos tener aquí en Lima son nada en comparación con lo que otras personas pasan en el interior del país”, afirma el diseñador involucrado en causas benéficas desde muy joven. Su primer desfile, precisamente, fue en favor del Voluntariado del Instituto de Salud del Niño, por lo que está convencido de que la moda puede generar un impacto positivo en la sociedad. 

“Por mucho tiempo la moda ha sido percibida como algo frívolo. Pero las cosas están cambiando. Ahora los consumidores buscan marcas con un contenido detrás, que demuestren que tienen otras preocupaciones más allá del buen vestir”.

Para Rivas, buena parte del ADN de una firma está en la gente a la que ayuda. Por eso su labor solidaria se orienta principalmente en las madres adolescentes. “Mi marca viste a la mujer fuerte luchadora. Una madre de 10 o 12 años que decide tener a su hijo y criarlo es una mujer inspiradora”.

La mujer fuerte inspira las creaciones del diseñador chiclayano.

Únete a la causa

En dos semanas el diseñador presentará su nueva colección de novias. “Estoy pensando enlazarlo a la campaña”, revela. Es consciente de que aún queda mucho por hacer. “Hay más de 60 hogares en Cusco. Lo que hemos hecho en esta primera etapa no se compara con todo lo que podríamos hacer si más personas se sumaran. Todos podemos ser agentes de cambio, todos podemos colaborar de alguna forma. No solo con objetos materiales. Puedes donar tu talento, tu tiempo”.

En diciembre visitará nuevamente los albergues. Esta vez, además de ropa y alimentos, la iniciativa se enfocará en la educación. La meta: recabar la mayor cantidad de libros para armar una biblioteca en Casa Mantay. “Si tengo un albergue con 50 niñas, una biblioteca donde puedan leer historias inspiradoras y que las ayuden a desarrollar sus habilidades, sería excelente”. 

La próxima campaña social de Genaro Rivas se enfocará en la educación.

Si deseas colaborar con esta obra benéfica, puedes comunicarte con Genaro Rivas a través del correo [email protected].