Superación constante, derroche de talento en diferentes áreas y una gran amistad con la familia real británica. Más allá de la belleza física, estos son algunos de los atributos por los que Idris Elba puede ostentar la corona de los más atractivos que le acaba de conferir la revista People.

Como cada año, la publicación ha nombrado al hombre vivo más sexy de la faz de la Tierra. Esta vez, el elegido ha sido el actor Idris Elba, famoso por su rol como traficante de drogas en la serie The Wire y por encarnar al detective Luther, en la ficción homónima. El intérprete británico aparece este mes en la portada de la revista, haciendo gala de su seductora sonrisa. 

Al conocer la noticia, Elba, de 46 años, se cuestionó: “De ninguna manera, ¿en serio?”. Luego, se miró al espejo y analizó su figura. “Dije: ‘sí, hoy estás sexy de alguna manera’. Pero sinceramente, solo fue una sensación bonita”. Además, reveló a People que fue “una sorpresa agradable” y que su madre “iba a sentirse muy orgullosa”.

Talento de barrio

El actor que el próximo año participará en el primer spin-off de la saga Rápidos y furiosos le arrebató el trono a Blake Shelton, el cantante de country reconocido en 2017. Años anteriores, el título recayó en Dwayne Johnson y Chris Hemsworth. Cabe destacar que People hace esta elección desde 1985 y que el primero en ser premiado fue Mel Gibson.

Lea también:  Anahí de Cárdenas: "Me siento directora, productora y actriz en este show llamado 'redes sociales'"

Antes de Elba solo dos británicos obtuvieron tal distinción: David Beckham, en 2015 y Jude Law, en 2004. La lista se reduce aún más si se trata de afrodescendientes. En dicha nómina, solo figura Denzel Washington, en 1996. 

En 2013, Elba protagonizó el drama “Mandela:del mito al hombre”.

Pero, al margen de la belleza física, el actor que participó en Thor: Ragnarok (2017) reúne varias cualidades dignas de admirar. Veamos.

1. De chico de la calle a amigo del príncipe Harry

Los inicios del actor se remontan a Nueva York, donde obtuvo sus primeros papeles secundarios en series como Law & Order. No obstante, tras separarse de su primera esposa, cayó en un profundo abismo. Estuvo cerca de tres años sin conseguir trabajo en su profesión. Se mantuvo como portero de discotecas y durmiendo en la calle. Hasta que fue fichado para interpretar al capo de la droga Stringer Bell, en The Wire. Aquel trabajo, que según señala solo aceptó “por el dinero”, lo catapultó al firmamento hollywoodense.

Afortunadamente, en su camino también se cruzaron los Windsor. Cuando tenía 16 años, recibió una beca de The Prince’s Trust, la organización del príncipe Charles que provee de estudios a los jóvenes menos favorecidos. Dicho apoyo económico —1500 libras—, afirma, le cambió la vida. Años después, conoció al hijo menor de Diana de Gales, con quien hasta hoy tiene una gran amistad. Por esta razón estuvo en el selecto grupo de invitados a la boda real, en mayo pasado.

Idris Elba junto a su prometida, la modelo Sabrina Dhowre, en la boda del príncipe Harry y Meghan Markle.

2. Dio un poderoso discurso a favor de la diversidad en el Parlamento Británico

En 2016, Elba fue invitado por la baronesa y política Oona King a la cámara de los comunes. Durante su discurso, criticó el racismo, sexismo y homofobia imperante en la televisión británica. “No estoy aquí para hablar sobre gente negra. Estoy aquí para hablar de diversidad. La diversidad en el mundo de hoy es más que el color de la piel. Es el género, la edad, la discapacidad, la orientación sexual, el estrato social y, lo más importante de todo para mí, la diversidad de pensamiento”. 

Lea también:  Elton John celebra 30 años de sobriedad

3. Más tarde, llevó su discurso a sus producciones

El año pasado desarrolló Idris Takeover, una serie de contenidos de fin de semana para el canal BBC3. Dicho material incluyó documentales, programas musicales y películas cortas como Five by five o Guerrilla, en las que se dio voz a nuevos talentos y cuyos repartos eran inclusivos. 

Este año, el también director ha estado enfocado en Yardie, cinta sobre migrantes jamaicanos en el barrio londinense de Hackney, durante los años 80. Otro proyecto que lo ha mantenido ocupado es In The Long Run, una comedia inspirada en los recuerdos de su familia, originaria de Sierra Leona. 

4. Es piloto de carreras y un confeso apasionado de los autos

En 2015 batió el récord de velocidad de la “Flying mile”, establecido en 1927, en Gran Bretaña. Elba logró una marca de más de 290 kilómetros por hora. Admite que los vehículos son una obsesión en su vida, por lo que ha llegado a conducir dos programas de televisión sobre el tema. 

Con el piloto Jean-Eric Vergne durante el Qatar Airways e-Prix de Paris.

5. Su línea de ropa, un éxito rotundo

Que una celebridad tenga su propia línea de ropa no es novedad. Pero el caso de Idris es especial. Sus creaciones en colaboración con la marca Superdry dispararon las ventas de la compañía en un 27%. ¿Qué incluía su colección? Chompas, parkas, bomber jackets y chaquetas de chándal. Todo un acierto entre el público masculino.

6. Por si fuera poco, es DJ

Elba tampoco es una estrella consagrada metida en la música por capricho o a pedido de una firma —contrato millonario de por medio—. Es DJ desde los 14 años y aún continúa pinchando discos bajo el nombre de DJ Big DriisBig Driis the Londoner. Por varios años esta fue su principal fuente de ingresos. Y la experiencia ganada, deslumbra. Basta con ver la forma tan original de colocar temas y animar la fiesta. 

Lea también:  Coachella celebra su edición más latina: este es el cartel completo del festival