Conversamos con DiCaprio tras el reciente estreno de “Once Upon a Time in Hollywood”, el nuevo filme de Quentin Tarantino, donde interpreta a Rick Dalton, un actor de westerns venido a menos. Además, el ganador del Oscar hace un balance de su exitosa carrera y nos cuenta sobre sus proyectos personales y profesionales. Su lucha contra el cambio climático y su deseo de formar una familia son dos temas ineludibles.

Por Yenny Nun, corresponsal en Hollywood

A pesar de su fama y dinero, a Leo no se le han subido los humos a la cabeza. Continúa siendo un actor que toma su profesión muy en serio, preparándose a fondo antes de cada rol, tal como lo hace su ídolo Robert de Niro; y calca al pie de la letra su consejo de no hablar de más de su vida personal, “para que el público no se distraiga y crea en el personaje”. También, siguiendo los pasos de De Niro, DiCaprio se ha convertido en el intérprete favorito del director Martin Scorsese, a quien describe como su “mentor y guía”. No en vano ya han filmado cinco películas juntos.

Aparte de su carrera en Hollywood, DiCaprio es uno de los activistas más importantes del mundo en temas del medio ambiente: produjo el documental “The 11th Hour” (2007), tiene un sitio web donde comparte sus “misiones” y viaja incansablemente tratando de ayudar y concientizar a la gente para que combata el calentamiento global y viva en armonía con la naturaleza.

A propósito de su familia, relata que es muy apegado a su madre Irmelin, de origen alemán, y a su padre George, un caricaturista de ascendencia italiana. También era muy unido a Helene, su abuela materna, quien falleció en 2008 y a quien llamaba ‘Oma’ de cariño. Aunque sus padres se separaron cuando era niño, cuenta que no hubo problemas y que continuó manteniendo una buena relación con ellos, quienes se sacrificaron para que su hijo único asistiera a “los mejores colegios” y a muchas audiciones.

DiCaprio Familia

DiCaprio junto a sus padres, Irmelin, de origen alemán, y George, caricaturista italoestadounidense. La pareja se separó durante la infancia del actor.

En cuanto a su vida romántica, el actor siempre ha preferido a las modelos. Entre 2002 y 2005, DiCaprio salió con Gisele Bündchen; luego con la modelo israelí Bar Refaeli; después con la actriz Blake Lively e incontables modelos más. Tiene fama de playboy, y se le ha comparado con George Clooney en sus tiempos de soltero. Pero al igual que Clooney, al parecer, habría encontrado a su media naranja en Camila Morrone, una actriz y modelo de 22 años y origen argentino. Su madre es Lucila Solá, actual pareja de Al Pacino, a través del cual Leo conoció a Camila en 2017. Desde entonces no se han separado, y han confesado que tienen mucho en común: para empezar, los dos son hijos únicos de padres divorciados e iniciaron sus carreras en Hollywood a los 15 años.

Conversamos con Leonardo DiCaprio un par de días antes del estreno de “Once Upon a Time in Hollywood”, dirigida por Quentin Tarantino y coprotagonizada por Brad Pitt. Ya se rumorea que el filme es una apuesta segura en los próximos premios Oscar. La trama se desarrolla en el Hollywood de 1969, con el trasfondo del asesinato de Sharon Tate a manos del clan liderado por Charles Manson.

DiCaprio parejas

Blake Lively, Gisele Bündchen y Bar Refaeli son algunas de las mujeres que han estado vinculadas al actor. Actualmente, mantiene una relación sentimental con la modelo y actriz argentina Camila Morrone.

¿Qué te lleva a aceptar un proyecto?

Creo que siempre he tomado un camino muy sencillo: debo sentir que puedo servir al personaje, darle algo al material. Me pregunto si acaso siento una conexión emocional y si el director es capaz de materializar el concepto. Y, además, la historia debe conmoverme. Depende mucho de cómo reacciono cuando la leo. Pero, al final de cuentas, siempre pesa más el director que el guion.

¿Te identificaste con tu personaje?

A pesar de que mi carrera no ha seguido el mismo camino, inmediatamente me conecté con Rick. Es un hombre que lidia con su propia muerte. Estamos en una industria donde quedas inmortalizado por el cine y la televisión, pero él se está dando cuenta de que la cultura y la industria lo están dejando atrás. Y fue interesante realizar este proceso de aprendizaje junto a Quentin (Tarantino), porque él no solamente es un gran escritor, sino también un cinéfilo de corazón y un gran admirador de la serie B.

Lea también:  Los que nos dejaron durante el 2017

Ambos descubrimos quién es Rick Dalton, quien poco a poco se va dando cuenta de que puede llegar a desaparecer. Pero, a pesar de ello, quise ser optimista y mostrar que Dalton necesita dejar de autocompadecerse y darse cuenta de que siempre llegan otras oportunidades.

¿Cómo fue trabajar con Brad Pitt? ¿Ya se conocían?

Solo de lejos. Pero ambos compartimos experiencias similares en Hollywood: yo trabajando desde la década de los noventa y él desde los ochenta. Hubo un entendimiento inmediato entre nosotros, de lo que implica la relación de un actor y su doble, ya que, aparte del trabajo, el doble se convierte en tu familia. Se trata de una industria muy solitaria, por lo que se depende de estas relaciones. Trabajar con Brad fue fantástico: no solo es increíblemente talentoso, sino que ha elegido excelentes proyectos y directores con los cuales trabajar.

Leonardo Dicaprio (1)

En “Once Upon a Time in Hollywood” (2019), DiCaprio trabajó con Quentin Tarantino y Brad Pitt.

¿Qué te viene a la mente con la palabra Hollywood?

Representa mi existencia. Nací y crecí en Hollywood, en la esquina de Hollywood Boulevard y Western. Siempre digo que soy actor porque vivo en Hollywood. Soñaba con ser actor, pero nunca me sentí parte del club. Si no fuera porque iba al colegio allí y porque mi mamá me llevaba a los castings, nunca habría sido capaz de trasladarme a este lugar como otros actores que llegaban desde Iowa o Missouri con grandes sueños, como en la época de la fiebre del oro.

Muchos de ellos nunca materializan esos sueños…

Precisamente porque es como ganarse la lotería: hay que estar en el lugar indicado en el tiempo preciso. Casi toda mi vida ha consistido en no echar por la borda esa oportunidad, ya que tuve mucha suerte de que me ocurriera a mí.

¿Qué sabías de los hippies?

Es interesante, porque mis padres aún son hippies (risas). Aunque no crecí en la época en que transcurre la película, me siento conectado, porque lo que ocurrió culturalmente a raíz de los asesinatos de Manson fue que terminó el sueño de los hippies, de su revolución de amor y paz. Me lo comentó mi padre: fue el fin del sueño y la llegada de la oscuridad. La cultura cambió para siempre.

Preocupación por el planeta

¿Cómo eres para administrar el dinero?

Terrible, para ser honesto. Por eso contrato a personas que lo saben hacer, porque, si no, estaría totalmente sobrepasado. Quiero decir que está mi fundación para el medio ambiente, la fundación filantrópica, inversiones, varias categorías distintas… Que otros estén a cargo, me da libertad artística. Por eso soy muy cuidadoso. Trato de no consumir ni gastar demasiado, enfocarme en cosas muy sencillas, ya sea en mi actuación, mis proyectos filantrópicos o mis relaciones personales. O sea, busco no complicarme demasiado.

¿Eres austero?

No soy de demasiadas extravagancias. No vuelo en aviones privados, no tengo guardaespaldas y no hago compras locas. Tengo casas aquí y allá, compré un reloj muy caro y voy a comprar un póster caro también, el original de la película “The Thief of Bagdad”, filmada en 1940. Me encanta coleccionar pósteres.

¿Eres optimista sobre lo que está sucediendo con el cambio climático?

Es muy difícil ser optimista. Gran parte de mi vida está dedicada a este tema: cada día estoy inundado por nuevos cataclismos que antes no se habían visto en la historia de la civilización, momentos sin precedentes. Es muy difícil. Ojalá muy pronto una nueva administración llegue al poder en Estados Unidos, que, junto a otros países como China y la India, y Europa, dé el ejemplo de los cambios que hay que realizar y que venimos manifestando década tras década.

ONU (3)

Como activista defensor del medio ambiente, DiCaprio ha hablado ante la asamblea de la ONU.

No sé qué puede ser más claro que lo que opinan los científicos de la comunidad mundial: el 99% de ellos está de acuerdo con que el aporte humano a las emisiones de carbono es lo que está produciendo el calentamiento global. Solo nos queda tener esperanza y continuar con la lucha.

Lea también:  La La Land reafirma su poderío: los ganadores de los BAFTA 2017

¿Crees que la era del petróleo está llegando a su fin?

Les recomiendo a todos ver un documental titulado “Collapse”. Es increíble. Muestra a un hombre que estuvo treinta años hablando de la época dorada del petróleo y qué haremos en el futuro cuando desaparezca. El petróleo está en proceso de desaparición: cada vez es más difícil llegar a él. Hoy el mundo es aún dependiente del petróleo. La comida que ingerimos, los vehículos que conducimos, los productos que compramos, cómo obtenemos nuestra energía, cómo nos trasladamos, cómo pensamos. Todo está derivado de este material fósil.

Lo óptimo sería no usar el petróleo que queda, ya que es un recurso limitado; estamos usando una tecnología arcaica de hace cien años para impulsar nuestros automóviles y hacer todas estas cosas. Necesitamos usar estas últimas reservas para crear molinos de viento, construir paneles solares, vehículos eléctricos o impulsados por hidrógeno. Es necesario crear una estructura totalmente nueva, pues, si no lo hacemos, el petróleo subirá demasiado de precio, será escaso y se nos acabará el tiempo… Estaremos obligados a retroceder a una forma de vida totalmente diferente y, quizá, sea la única respuesta. Tal vez necesitamos una manera de vivir totalmente sencilla, en la que no desperdiciemos tanto.

La Leonardo DiCaprio Foundation ha existido por más de veinte años. ¿Qué te enorgullece más de ella?

El apoyo a muchas comunidades indígenas. Por ejemplo, lo que está sucediendo hoy en Brasil, con este nuevo gobierno que quiere entrar al Amazonas no solo para construir una represa hidroeléctrica, sino también para proyectos mineros y ganaderos, lo que significaría la desintegración de la cadena de vida de los últimos pulmones que van quedando en el planeta. Por eso, necesitamos apoyar a las tribus indígenas, que son los soportes de estas regiones, para impedir que la selva amazónica y su biodiversidad desaparezcan para siempre. Nuestra fundación ha colaborado con más de 200 organizaciones diferentes que no son parte de la masiva burocracia tradicional.

¿Apoyas las marchas de protesta para tomar conciencia de la situación?

Las apoyo porque nuestros gobiernos, el sector privado y el mundo corporativo no están respondiendo a esta emergencia. De ahí que use los medios sociales como una plataforma, porque se necesitan las botas en las calles, se necesita una especie de revolución; tenemos que romper esta parálisis que existe hoy, donde los intereses de las empresas y los gobiernos son superiores a todo lo demás. Y se debe escuchar la voz de los ciudadanos. Podría seguir y seguir… pero la nueva generación será la que se verá mayormente afectada por el cambio climático, la que tendrá que actuar. Es increíble que estemos en una cultura que niega los hechos científicos. No lo entiendo. Como dijo Al Gore, es “una verdad incómoda”.

marcha medioambiente (4)

Leonardo DiCaprio también ha participado de diversas marchas.

Sueños de vida

¿Cuál es tu sueño más loco?

Poder proteger los lugares utópicos que van quedando en el planeta. Espero que muy pronto los seres humanos coincidan con la naturaleza y encuentren una manera exitosa de vivir en armonía con ella.

Si fueras capaz, ¿qué sueño diseñarías para ti?

Un sueño donde me olvido de que estoy soñando, en el cual estoy haciendo algo que me produce un placer infinito (risas).

¿Cómo qué?

Usa tu imaginación: no deseo parar (risas). Y, cuando me despierto, estoy muy enojado por volver al mundo real sin poder continuar en esa maravillosa fantasía.

Leonardo Dicaprio (14)

DiCaprio en “The Wolf of Wall Street” (2013).

¿Te gusta viajar?

Me encanta viajar; eso es lo que hago. Recién regresé de Nepal y Bután, donde grabamos un programa auspiciado por el Fondo Mundial para la Naturaleza con el fin de salvar a treinta y dos tigres. Hace un mes, viajé a las Islas Galápagos. Cuando no trabajo, viajo. Me encanta conocer estos parajes con los cuales soñé desde niño. Especialmente los lugares relacionados con la vida salvaje. Me encanta bucear y observar la naturaleza.

Lea también:  Rossana Díaz Costa y la película que será "Un mundo para Julius"

Con todo lo que has logrado en la vida, ¿existe algo que aún deseas?

Paz en la tierra. Solo puedo decir que he tenido mucha suerte. Profesionalmente, estoy haciendo lo que me gusta desde que era muy niño. Recuerdo lo que comentó una amiga de mi mamá cuando interpreté mi primer papel en “This Boy’s Life”: “Tu hijo se sacó la lotería”. Y así es como me siento. Cada día pienso que soy un hombre afortunado porque estoy haciendo lo que amo. No mucha gente tiene ese privilegio.

Leonardo Dicaprio (8)

Un joven DiCaprio en “The Boy’s Life” (1993)

Personalmente, ¿qué te queda por hacer?

Por supuesto que algún día me gustaría formar una familia. En este momento estoy feliz haciendo lo que hago; ha sido mi decisión y soy una persona bastante feliz. Me encanta trabajar y quiero continuar haciéndolo.

¿Y el matrimonio?

Siempre insistes con esa pregunta… Por supuesto que me casaré algún día, cuando llegue el momento. Si tiene que suceder, sucederá.

¿Cuál es tu tipo de mujer?

Debe ser inteligente, algo divertida, bella y con personalidad.

Cuando una mujer declara que te ama, ¿le crees o piensas que está interesada en ti solo por lo que representas?

Esa es una pregunta que se me pasó mucho por la mente cuando era adolescente. Recuerdo que, cuando filmaba una de mis primeras películas, alguien me comentó que ser un actor conocido era ya parte de mí: “Es quien eres ahora y formará siempre parte de ti. Debes aceptarlo y encontrar personas en tu vida que usen tu propio juicio para determinar si están contigo por interés”, me dijeron. Y creo que es fácil darse cuenta de si es así. Hay que tener las antenas activadas, analizar las intenciones.

Leonardo Dicaprio (2)

“What’s Eating Gilbert Grape?” (1993), cinta por la cual DiCaprio fue nominado al Oscar

¿Qué necesitas para estar satisfecho?

Soy muy competitivo. Amo tanto el cine que nunca siento que he hecho “la película” o alcanzado la meta. Y jamás me he dicho: “Sí, estoy completamente satisfecho con todo lo que he logrado”. Cuando iba al colegio, hacía imitaciones, interpretaba a diferentes personajes y bromeaba con mis amigos haciendo todo tipo de locuras. Siento que tengo mucho más que ofrecer, deseo continuar desafiándome e interpretar una gran gama de personajes. Este es el mejor trabajo del mundo: soy un gran fan de las películas. No hago todos los géneros, pero me gusta mirar todo tipo de filmes.

¿Cuál es tu mayor temor?

Perder a las personas que más quiero: a mi familia y mis amigos. Y otra cosa en esta industria a la que se le teme es a la soledad. Filmas en los lugares más remotos del mundo, distanciado de tus seres queridos, y, al final del día, terminas en un cuarto de hotel, mirándote en el espejo y dándote cuenta de cuán solo estás, tan lejos de llevar una vida normal.

¿Tu peor vicio?

Salir con mis amigos, sentarnos en un bar y conversar absolutamente de nada importante. Hacer voces divertidas y portarme como un niño idiota, porque tengo que filtrar los problemas serios que encaro casi todo el tiempo. Es una especie de meditación o terapia. Comportarme como un idiota con los amigos es fantástico.

DiCaprio el renacido

DiCaprio, al fin, fue reconocido con un Oscar a Mejor Actor gracias a su interpretación en “The Revenant” (2015)

¿Qué te hace feliz?

Estar vivo.

¿Dejaste de fumar?

Sí, a veces me fumo un puro, pero estoy muy orgulloso de haber parado. Fue difícil. La nicotina es una de las cosas más adictivas que existen. Dejé de fumar hace unos tres años y medio. Ahora hago un poco de dieta, un poco de ejercicio, pero nada en extremo. Mi trabajo son las películas: me enfoco en eso.

¿Cómo evitas las drogas?

Mi mamá y yo vivíamos en un barrio malo en Hollywood, en una esquina donde se reunían las prostitutas y los drogadictos. A los 5 años veía a adictos a la heroína; veía cómo se inyectaban. Las drogas acaban con tu vida, ya no eres tú mismo. Es algo que nunca quise hacer. Gracias a mis padres y a los valores que me dieron, me fui por el buen camino.

DiCaprio película

Leonardo DiCaprio en la multipremiada “The Departed” (2006), bajo las órdenes de uno de sus directores más asiduos, Martin Scorsese.

¿Qué opinas de la fama?

En el momento en el que mucha gente te adula y tienes mucho poder, no es que te vuelves un tipo arrogante o que te portes mal con otras personas, pero te da un sentido falso de tu propia importancia y de lo que has logrado. Incluso, llegas a pensar que cambiaste el curso de la historia. Lo menos que deseo es convertirme en una “estrella” hollywoodense. Crecí sin mucho dinero, fui feliz, y no me interesa ser codicioso: eso solo lleva a la infelicidad.

¿Cómo te describirías?

Soy un tipo callado, un rebelde en el sentido de que no soy como todos: trato de ser genuino.

¿Qué te produce mayor satisfacción?

Realizar labores filantrópicas, colocar las energías en algo que tiene verdadero significado, tanto para el planeta como para otras personas.