En 2015 Carla Testino y su esposo Alejandro Ormeño fundaron Sideral, marca de accesorios femeninos inspirada en las expresiones culturales del Perú. Hoy trabajan junto a colectivos de mujeres emprendedoras a nivel nacional, como las internas del Penal Santa Mónica y las artesanas de Calca, en Cusco.

Por Manuel Coral González

Sideral, liderada por Testino y Ormeño, apuesta por el diseño de modas para empoderar a las mujeres.

 

Testino, el gusto por la moda viene de familia

Desde que tiene memoria, la vida de Carla Testino ha estado ligada a la armonía estética; en su caso, canalizada a través del diseño y el arte. “En mi casa siempre estuve expuesta a la moda”, recuerda. “Desde joven me hacía mi propia ropa y me gustaba mucho usar diferentes accesorios para resaltar las prendas que usaba”, agrega la diseñadora, quien revela que su madre, Teresa Silva de Testino, y su hermano Mario –el célebre fotógrafo– influyeron en su gusto por la moda y el estilo. Sin embargo, antes de comenzar su carrera como diseñadora, Carla trabajó en el mundo corporativo poco más de quince años, hasta que, en 2007, luego del nacimiento de sus hijas, decidió estudiar joyería y, a los pocos meses, abrió su propio taller para la producción de joyas.

Carla, hermana del famoso fotógrafo Mario Testino, trabaja con un grupo de diez internas en el penal Santa Mónica.

Ya en 2015, junto a su esposo Alejandro Ormeño, fundó Sideral, una marca que produce bolsos, mochilas, morrales y “diversos accesorios para mujeres”, inspirados en las distintas expresiones culturales del Perú. “Siempre tuve el sueño de crear una marca propia de accesorios”, dice Carla. Y aclara: “No quería hacer una marca más de accesorios, sino que esta tuviera un propósito en sí misma, que diera sentido a lo que hacemos y contribuyera a mejorar la vida de personas que no han tenido oportunidades de desarrollarse”.

Lea también:  Así son las envidiables vacaciones de los famosos en 2019

Empoderamiento y trabajo

En su búsqueda de oportunidades de crecimiento, Testino y Ormeño contactaron con el Centro Tecnológico Ideal Luis Monti, de Huarochirí, con el que llegaron a un acuerdo de cooperación para trabajar de la mano de las mujeres de la zona. Así, implementaron “un taller para capacitarlas en la manufactura de bolsos; y, de esa forma, comenzamos a dar trabajo al grupo de participantes de la zona, enseñándoles un oficio y brindándoles un ingreso económico”, cuenta Ormeño. “Desde entonces, confirmamos nuestro compromiso con el empoderamiento de mujeres, que se ha convertido en parte principal de nuestro propósito como marca”.

Junto con Sideral, Testino trabaja en el proyecto “Cárceles Productivas” del INPE.

En esa misma línea, en 2017, durante la feria Ruraq Maki, en Cusco, conocieron a la asociación de tejedoras Qore Q’ente Pallay de Calca, con quienes trabajaron distintas piezas elaboradas con telar de cintura y lana de alpaca teñida naturalmente, las cuales fueron vendidas en Estados Unidos y el Reino Unido.

Sideral y sus expresiones peruanas

El año pasado, en su afán de “explorar la selva peruana y su arte”, también tomaron contacto con la comunidad shipibo-konibo residente en Cashahuacra, Huarochirí, y, al percatarse de las difíciles condiciones en las que esta vivía, decidieron trabajar con ella “para potenciar sus habilidades de tejido en telar de algodón”. El resultado de este trabajo en conjunto fueron “unos bolsos para la colección de verano que tienen cintas hechas a mano inspiradas en los ríos de la selva amazónica”.

Los productos de Sideral  hechos por las artesanas shipibo-konibo están inspirados en sus propias expresiones culturales.

Ese mismo año, Sideral inició un proyecto con las internas del penal Santa Mónica de Chorrillos: después de firmar un convenio con el INPE, comenzaron a capacitar a un grupo de internas en la costura y el armado de carteras, con el fin de que “aprendan un oficio, generen un ingreso para ellas y sus familias, y, posteriormente, puedan reinsertarse con mayor facilidad en la sociedad”, detallan Testino y Ormeño, quienes además apuntan que, con este proyecto, las internas “se han empoderado y aumentado su autoestima”.

Bolso confeccionado en telar de cintura y teñido con tintes naturales, elaborado por las artesanas de Calca.

Actualmente, la pareja ya proyecta las colecciones que presentará en 2020: con las internas de Santa Mónica, trabajan en una línea de accesorios juveniles multiuso; con las artesanas de Calca, el diseño de telares destinados a la exportación; y, con las artesanas shipibo-konibo, cintas y telas inspiradas en el arte amazónico. El diseño de moda, al igual que el arte, puede cambiar vidas.