La actriz cumplió su sueño de ser modelo por un día, pero todos hablan de su rostro. La “nueva” cara de Moore se debería a una serie de retoques estéticos.

Por Redacción COSAS

Demi Moore fue parte del elenco de modelos que presentó la colección primavera-verano 2021 de alta costura de Kim Jones. El desfile “fashion film”, para la firma italiana Fendi, también contó con la participación de estrellas como Bella Hadid, Naomi Campbell, Cara Delevigne, Kate Moss y su hija Lila. Uno de los eventos más esperados por todos los fashionistas se vio completamente eclipsado por el rostro de Moore.

Y es que, la estrella de Striptease se ha mostrado irreconocible en su aparación en las pasarelas. Moore, de 58 años, quién en el pasado había expresado su oposición frente a las cirugías, parece haber sucumbido ante la busqueda de la eterna juventud. Actrices como Melanie Griffith, Uma Thurman y Renée Zellweger son algunas de las estrellas que también pasaron bajo el bisturí.

Demi

Demi Moore protagonizó el desfile de Fendi, pero la gente solo habla sobre su nuevo rostro.

Demi ahora muestra un look completamente distinto al que la recordamos en papeles como Ghost: característico por su belleza natural y frescura. Porta un frente sin arrugas, ojos casi inexpresivos, la nariz claramente más redonda y, por sobretodo, sus pómulos y boca “recauchutadas” han cambiado por completo la expresión de su cara. Es como si no se tratase de la misma persona.

A pesar de las críticas poco favorables en redes sociales, Moore se mustró muy contenta por la experiencia. “Cumpliendo un sueño adolescente… ¡Gracias Kim Jones por invitarme a abrir el show de Fendi SS21. ¡Felicidades por un debut tan hermoso y mágico!”, escribió la protagonista de Ghost. 

Así, en una noche donde se mostraron billeteras que cuestan unos $370 mil y un llavero de piel por unos $500 mil, Demi Moore logró robarse el spotlight. Al menos algunas cosas nunca cambian.