La batalla de Angelina Jolie por romper vínculos con Brad Pitt continúa, ahora busca vender su parte del negocio vitivinícola que comparte con Pitt.

Por Arianna Gonzáles 

La actriz está buscando romper cualquier lazo laboral con su ex esposo, a quien denunció por violencia doméstica.

En medio de la batalla legal que atraviesan Angelina Jolie y Brad Pitt por la custodia de sus hijos, nuevos indicios demuestran que la relación, incluso laboral, de las celebridades está más que resquebrajada.

Según los últimos informes, Angelina estaría negociando para romper la asociación que tiene con Pitt en el fructífero negocio del vino que conducían.

El adiós definitivo

Brad Pitt

Brad Pitt en Chateau Miraval.

Como se recuerda, Jolie y Pitt fundaron en 2011 la empresa de vino rosa Chateau Miraval.

Cuando todo era felicidad, la pareja concibió al negocio del vino como su mejor inversión, al punto que se pusieron como meta crear el vino rosado más exitoso.

El objetivo fue alcanzado pues, para 2013, Wine Spectator lo calificó como el mejor rosado del mundo, por lo que las ventas incrementaron y el negocio le trajo más que buenas ganancias a los Pitt.

Sin embargo, ahora Jolie estaría en búsqueda de un tercero para vender su parte de la empresa y así romper cualquier lazo que la una a Brad.

Según su abogado, Joseph Mannis, “el divorcio de las partes alteró la capacidad de ambos para trabajar juntos como socios comerciales”, por lo que la ruptura de la asociación sería lo mejor para ambos.

Largo camino

Angelina Jolie y Brad Pitt se encuentran enfrentados en una batalla legal por la custodia de sus hijos. (Photo by Axelle/Bauer-Griffin/FilmMagic)

Sin embargo, la estrategia de vender a un tercero sería el último recurso de Angelina para romper la sociedad que comparte con Pitt.

Lea también:  "Filthy Rich": 5 impactantes revelaciones del documental sobre el caso Epstein en Netflix

Anteriormente, la actriz había intentado vender sus acciones directamente a Brad. Sin embargo, al no llegar a un precio de compra satisfactorio para ambas partes, Angelina debió mirar hacia otras opciones.

A pesar de lo primordial que resulta para Jolie dejar atrás cualquier cosa que la ate a Pitt existe un largo camino por recorrer antes de que la asociación entre ambos se disuelva.

Para entenderlo, es importante mencionar a la ATRO, una orden en los procedimientos de divorcio que congela los activos compartidos entre las partes casadas, para estabilizar el movimiento de las finanzas y evitar que uno altere el status quo financiero del matrimonio.

Esto, le impide a Jolie vender su parte a compradores externos con rapidez, ya que requiere la firma inmediata de un acuerdo de exclusividad.

Así, para que Angelina pueda vender sus acciones, Pitt debería aceptar su petición de levantar el ATRO.

En ese sentido, la venta y el futuro de las inversiones de Jolie dependen de Brad Pitt y lo que su equipo legal le aconseje.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.