La novia del año alista los últimos preparativos para su boda, incluyendo los outfits con el que se convertirá en la esposa del príncipe Harry. Según reveló una fuente cercana a Vanity Fair, Meghan Markle lucirá dos vestidos el próximo 19 de mayo.

La revista estadounidense revela que Meghan Markle utilizará dos vestidos en el acontecimiento royal del año: un diseño tradicional para la ceremonia y recepción, y una opción glamorosa y sofisticada para la noche. 

“Meghan está muy entusiasmada por sorprender a todos, especialmente a Harry. El vestido de novia en sí será tradicional y elegante. Se habla de algunos encajes y mangas y ella ha estado trabajando muy estrechamente con el diseñador que ha jurado guardar el secreto”, reveló la fuente. 

Marcas en marcha:

Ni la opinión pública ni el príncipe Harry conocen quién diseñará el vestido de Meghan, aunque existen varias especulaciones de que la actriz de Suits optará por Burberry. La casa británica de moda de lujo no solo ha sido una constante en sus looks, sino también es un icono patriótico de los ingleses.

Lea también:  España llora la muerte de la Infanta Pilar de Borbón

Vanity Fair también señala que Isabel May, ex directora de comunicaciones de la firma, es íntima amiga de la novia. “Izzy y Meghan son muy cercanas e Izzy ha estado bastante involucrada en ayudarla”, explicó un amigo cercano de la actriz.

Meghan Markle luciendo un abrigo de Burberry durante una visita a Escocia en febrero.

Además, según la diseñadora de vestidos de bodas para celebritiesCaroline Castigliano, la elección de Meghan es similar a la que Kate Middleton escogió para su enlace. “Espero que esta boda siga el mismo formato que la de Kate, con un vestido de novia para el día y un vestido de noche. Esta boda será uno de los mayores eventos del año, ¿por qué no celebrarla con tantos vestidos fabulosos como sea posible?”, expresó a Vanity Fair. 

Si bien ya faltan pocas semanas para el enlace real, ver a Meghan Markle vestida de novia en un episodio de Suits nos prepara para el gran día. ¡Empieza la cuenta regresiva!