Amelia Thompson, de 12 años, sobrevivió a un atentado terrorista en Manchester hace un año. El 19 de mayo espera tomarse un selfie con Meghan Markle.

Entre los invitados a la boda del príncipe Harry y Meghan Markle este 19 de mayo, estará Amelia Thompson, una niña de 12 años que sobrevivió al ataque terrorista de hace casi un año durante el concierto de Ariana Grande en Manchester. 

Amelia Thompson planea pedirle un selfie a Meghan Markle si llega a estar cerca de ella. Durante la ceremonia, Thompson sostendrá una vela en las manos en honor a las víctimas del atentado. “La vela llevará el nombre de las veintidós personas que murieron (esa noche)”, dijo a People

La niña asistirá a la boda con Sharon Goodman, cuya nieta de 15 años, Olivia Campbell-Hardy, murió a causa del atentado. Ambas familias se han vuelto muy amigas. 

Amelia Thompson está feliz de haber recibido la invitación a la boda del príncipe Harry y Meghan Markle. “Me va a ayudar. Habrá mucha gente, así que estoy algo nerviosa, pero estoy muy emocionada de ir. ¡No puedo esperar!”, dijo Thompson, quien tiene muchas ganas de ver el vestido de Meghan Markle y a la familia real británica. 

“Mi royal favorito es el príncipe Harry. Parece tan amable”, confesó Amelia Thompson.

Lea también:  James Middleton y Alizée Thevenet se casaron en secreto en la Provenza

La mamá de Amelia Thompson recibió la invitación a través de un correo electrónico que llegó a su celular. Estaba tan sorprendida de verla que dejó caer el teléfono al suelo. “Yo estaba con mi perro y le pregunté qué pasaba y ella me enseñó”, narró su hija. “Era un mail. No tenía palabras. No sabía qué decir. Pensé que era falso. Luego empecé a leerlo y me di cuenta que era real, y estaba abrumada”, indicó la menor. 

Amelia Thompson sufrió un fuerte trauma, así como daños en las cuerdas vocales causados por los gritos que dio la noche del ataque terrorista en el Dangerous Woman Tour de Ariana Grande. Ha tenido que hacer terapia psicológica y ha perdido mucho peso. “Ha cambiado, ya no es ella misma. No es como la antigua Amelia. Ya no confía en las personas y se aisla. (El incidente) ha hecho que vea a la gente de otra manera”, contó su madre, Lisa Newton. 

Newton también dijo que es maravilloso haber recibido una invitación a la boda real y que ha ayudado mucho a levantar el ánimo de su hija. “Está caminando sobre una nube y sonriendo”.