Aún faltan unas semanas para el cumpleaños 38 de Meghan Markle pero la reina Isabel ya está haciendo planes para la ocasión.

Sin lugar a dudas, 2018 fue un año muy especial para la exactriz estadounidense. Se casó con el príncipe Harry, recibió el título de duquesa de Sussex y se convirtió en madre del pequeño Archie. A un mes celebrar un año más de vida, la familia real se prepara para homenajearla. 

Según el diario “The Sun”, la monarca habría invitado a Markle a su residencia en Balmoral Estate, el hogar escocés de los Windsor. Los duques de Sussex asistirían en compañía de su primogénito, en la víspera del 4 de agosto, fecha del onomástico de Meghan.

Foto: @sussexroyal

Hasta el momento, se dice que las festividades incluirán un tradicional té de la tarde con la soberana. Asimismo, la recientemente formada familia recibirá su propia ala en la finca para una mayor privacidad. Isabel II también le pedirá al personal que prepare un pastel especial para la festejada.

“La reina y el príncipe Philip adoran a la pareja y, por supuesto, a su nuevo bisnieto Archie”, declaró un informante. “Es un honor para Meghan recibir esta invitación”. 

Meghan Markle

Esta será la primera visita de la duquesa a Balmoral, que se conoce como la casa favorita de la abuela de Harry. Allí permanece con el duque de Edimburgo entre julio y octubre, cuando la propiedad es cerrada al público. “No es ningún secreto que es el hogar preferido de Su Majestad, y es por eso que esta invitación es tan especial y sincera”, agregó la fuente.

Lea también:  Harry habló con Charles y William por primera vez desde Oprah

Como se recuerda, en su cumpleaños 37 —el primero como integrante de la realeza británica—, Meghan Markle asistió a la boda de Charlie Van Straubenzee, un amigo muy cercano a su esposo, quien contrajo nupcias con Daisy Jenks en Frensham, en Frensham, a hora y media del palacio de Kensington. Por tanto, imaginamos que un fin de semana tranquilo con la reina será más que bienvenido esta vez.

Foto: @clubmonaco

Alistan maletas

Esta semana se confirmó el primer viaje oficial de los Sussex y el destino es muy personal. Esta primavera, la pareja real y su bebé se embarcarán a África, donde la princesa Diana trabajó por causas nobles, como la erradicación del SIDA y las minas terrestres.

“El duque y la duquesa de Sussex se complacen en anunciar que se les ha pedido que realicen una gira por el sur de África”, se lee en el mensaje compartido en su cuenta oficial de Instagram. La publicación también aclara que la Oficina de Relaciones Exteriores y de la Commonwealth ha solicitado una visita a Sudáfrica, Malawi y Angola. Además de Botswana, lugar que no es nuevo para Meghan y Harry. En 2016, cuando recién empezaban a salir, pasaron cinco días allí. 

“Acampamos juntos bajo las estrellas. Fue absolutamente fantástico. Estábamos realmente solos, lo que fue crucial para mí, para que tuviéramos la oportunidad de conocernos”, contaría más tarde el príncipe, al anunciar su compromiso.

Meghan Markle en una misión humanitaria en Ruanda, en 2017.

Por otro lado, hace algunas semanas, el hijo menor del príncipe de Gales compartió unas instantáneas de su última visita a África, en las que destacó el inminente peligro que atraviesan los elefantes. 

View this post on Instagram

The Duke of Sussex attends the ‘Our Planet’ premiere at the Natural History Museum with The Prince of Wales and The Duke of Cambridge, lending their joint support for the protection of our environment. As president of @africanparksnetwork, The Duke of Sussex continues to advocate for the communities and wildlife that coexist in some of the most vulnerable environments around the world. Be it human wildlife conflict or natural disasters, these communities (park rangers, school children, families) are on the frontline of conservation and we must do more to help them as we also work to safeguard the animals and landscapes that are in critical danger. A few recent photos that look back on: Prince Harry’s long time commitment to this cause as well as a glimpse into the work he and The Duchess of Sussex did in 2017. Their Royal Highnesses travelled to Botswana to assist Dr. Mike Chase of Elephants Without Borders in equipping a bull elephant with a satellite collar. Approximately 100 elephants are poached/killed every day for their ivory tusks. Using satellite technology allows conservationists to track their critical migratory patterns and to protect them and the local communities from human wildlife conflict. The elephant pictured was sedated for just 10 minutes before he was up and back with his herd. Tracking his movements has allowed conservationists to better protect him and other elephants and ensure heightened protection for these beautiful creatures moving forward. Photo credit: PA, Image 1

A post shared by The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal) on

“El duque y la duquesa están ansiosas por conocer a muchos de ustedes y continuar generando conciencia sobre el trabajo de alto impacto que las comunidades locales están realizando en toda la Commonwealth y más allá. ¡Esta será su primera gira oficial como familia!”, concluye.