A pocos días de que se estrene la tercera temporada de “The Crown”, fuentes cercanas al Palacio de Buckingham, aseguran que los trabajadores de la reina están disgustados con la serie de Netflix. ¿La razón? Un supuesto episodio de infidelidad.

La supuesta infidelidad habría sucedido durante un viaje por Francia y Estados Unidos.

El disgusto del Palacio de Buckingham 

A pocos días del estreno de la nueva temporada “The Crown” -una de las series televisivas más exitosas de los últimos años-, ya existen reacciones sobre la serie que narra la vida de la reina Elizabeth II. Una de ellas fue la brindada por Dickie Arbriter -exjefe de prensa del Palacio de Buckingham-, quien expresó su incomodidad por uno de los capítulos de la serie.

¿A qué se refirió Arbriter? Pues a un capítulo en el que se insinúa una supuesta infidelidad de la reina Elizabeth II durante un viaje que hizo por Francia y Estados Unidos, en compañía de lord Porchester, quien fue gerente de su cuadra de caballos de carrera.

Olivia Colman es la actriz encargada de interpretar a la reina Elizabeth II durante su madurez.

El supuesto episodio de infidelidad contado por la serie habría sucedido durante este viaje realizado por la reina en compañía de ‘Porchey’ -como lord Porchester era llamado de cariño-, el cual estaba programado por una semana, pero terminó durando alrededor de un mes. Debido a este retraso -según la serie-, su esposo, el príncipe Philip, atribuiría esta demora a la aventura que tenía su esposa. 

“Es una ficción”

Enterado de este episodio, Arbiter escribió un artículo, el cual se publicó en el diario The Times, en el que desmiente este episodio de la serie y señala que este solo un rumor, el cual se utilizó por los creadores de la serie “para causar revuelo mediático”. Esto solo es un rumor que ha estado por ahí rondando durante décadas, pero no tiene ningún fundamento. ‘The Crown’ es una ficción”, asegura Arbriter.

Dickie Arbriter fue jefe de prensa del Palacio de Buckingham hasta el año 2000.

Y añade el giro sensacionalista utilizado por el equipo de la serie. “Nadie sabe las conversaciones privadas que tienen los miembros de la familia real, pero, claro, la gente siempre contará la historia que ellos quieran para hacerla más sensacionalista”.

Lea también:  Una tribu remota del Pacífico Sur llora la muerte del Príncipe Philip

Asimismo, el exjefe de prensa dijo que le parece de “mal gusto” que se sugiera que la reina pudo ser infiel en su juventud. “Todo esto me parece de muy mal gusto y totalmente infundado. La reina es la última persona en el mundo que consideraría mirar a otro hombre que no fuese su marido”, asegura Abriter.

Por su lado, Peter Morgan, creador de la serie, dijo hace semanas, en referencia sobre cómo su equipo realiza el trabajo de investigación para cada capítulo, que tras leer toda la información relacionada a un personaje, se enfocan en los hechos más interesantes para trabajar en base a ellos. “Una vez que he identificado lo que me interesa les pido a los investigadores que vayan mucho más allá. Me aportan documentos y yo empiezo a pensar en historias”, dijo Morgan.