Los duques de Sussex remodelaron Frogmore Cottage para convertirla en su residencia un año antes de anunciar su renuncia a la Corona. Ahora, Meghan y Harry han zanjado la deuda que mantenían con los contribuyentes británicos. 

Por Redacción Cosas

Una de las promesas que hicieron el príncipe Harry y su esposa Meghan Markle cuando informaron que querían independizarse de la Familia Real, era pagar en su totalidad la renovación que hicieron a su casa de Frogmore Cottage, la misma que se pagó con el dinero de los contribuyentes. Como se recuerda, la gran mayoría de estos no estaba de acuerdo en asumir dicho gasto si el matrimonio abandonaba la realeza.

Ahora, apenas seis meses después de su traslado a los Estados Unidos, se reveló que la pareja real pagó los 2,7 milones de euros que costó la remodelación. “Esta contribución, tal como la ofreció originalmente el príncipe Harry, ha cubierto por completos los gastos que generó la remodelación de Frogmore Cottage. La propiedad que pertenece a Su Majestad seguirá siendo la residencia británica de los duques de Sussex”, señaló una fuente secreta a la revista “Harper’s Bazaar”.

Meghan y Harry Frogmore Cottage 4

Frogmore Cottage

Por su lado, el Palacio de Buckingham confirmó la noticia y reveló que el monto fue reembolsado en su totalidad a la Subvención Soberana, presupuesto respaldado por el gobierno británico y los contribuyentes que financia los gastos de os Windsor. “Nunca existió una expectativa de reembolso por parte de Crown Estate, pero sintieron que era importante hacerlo y por eso que se ofrecieron a devolver tal suma tan pronto como comunicaron su renuncia”, agregó la fuente.

Lea también:  Willow, el último corgi de la reina Isabel, ha muerto

Cuestionada remodelación

Meghan y Harry tenían la opción de pagar los gastos en cuotas durante algún tiempo. No obstante, la fuente indicó que el hijo menor del príncipe de Gales estaba ansioso por restituir el dinero en su totalidad lo antes posible.

En 2018 se realizaron las renovaciones estructurales necesarias para que Frogmore Cottage se convirtiera en el nuevo hogar de los duques de Sussex, quienes recién se habían casado. En su momento, la pareja únicamente pagó los gastos de los interiores tales como los electrodomésticos y decoración. Esto debido a que, por muchos años dicha propiedad funcionó como un conjunto habitacional para el personal que trabajaba en el palacio.

Meghan y Harry Frogmore Cottage 1

Los duques de Sussex

Además librarse de las críticas de los contribuyentes y de algún posible malentendido con la reina Elizabeth II, esta noticia también confirma que el príncipe Harry al fin consiguió la independencia financiera. Uno de sus mayores anhelos cuando anunció su separación de la realeza.

Si bien el príncipe Charles en todo momento mostró su apoyo a su hijo, los Sussex nunca se aprovecharon de ello. “No están tomando nada del heredero al trono. Quieren ser completamente independientes”, declaró la misma fuente al citado medio. Tras su reciente mudanza a Santa Bárbara, California, Meghan y Harry habrían cortado el último hilo que los unía a los Windsor. Ahora ya pueden dedicarse de lleno a su nueva faceta como productores de televisión. Aunque no se ha confirmado, la prensa apunta a que precisamente el millonario contrato que el matrimonio firmó con Netflix sirvió para saldar su deuda.