“Es el momento del perdón”. La princesa Delphine de Bélgica finalmente se reúne con el ex rey después de una larga batalla de paternidad.

Por Alejandra Grau Fotos Belgian Royal Palace

Tras la noticia de que Delphine Boël, la hija amada del antiguo rey de Bélgica, se ha ganado el derecho a llamarse princesa, finalmente se ha reunido con su padre, el antiguo rey Alberto II. Es la primera vez desde los resultados de la disputa legal que se encuentran.

La reina Paola de Bélgica y el rey Alberto II de Bélgica durante la primera reunión con la princesa Delphine. 

La reina Paola de Bélgica y el ex rey Alberto II de Bélgica durante la primera reunión con la princesa Delphine.

Una fotografía publicada por el palacio muestra a la princesa Delfina de Sajonia-Coburgo sentada socialmente distanciada junto a Alberto II y su esposa, la reina Paola, en su casa, el Castillo Belvédère en Laeken (la residencia oficial de la Familia Real belga). En un comunicado conjunto, emitido por el palacio el martes 27 de octubre, los tres dijeron: ‘Después del tumulto, el sufrimiento y el dolor, es hora del perdón, la curación y la reconciliación. Juntos decidimos emprender este nuevo camino. Requerirá paciencia y esfuerzo, pero estamos decididos”.

La princesa Delphine con su medio hermano, el actual rey Felipe de Bélgica.

La princesa Delphine con su medio hermano, el actual rey Philippe de Bélgica.

El rey Philippe también se reunió con Delphine a principios de este mes y los hermanos anteriormente separados compartieron un anuncio en la página oficial de Facebook de Belgische Monarchie, descrito como un ‘Mensaje conjunto del rey y la princesa Delphine’. La declaración decía: “El viernes 9 de octubre nos reunimos por primera vez en el castillo de Laeken. Fue una reunión cálida. Esta extensa y especial conversación nos dio la oportunidad de conocernos. Hemos hablado de nuestras propias vidas y de nuestros intereses comunes. Este vínculo se desarrollará aún más en el contexto familiar”.

Lea también:  James Middleton reveló que sus perros cumplirán un rol clave en su boda
Delphine Boel en 1999

Delphine Boel en 1999

La batalla de siete años de Delphine Boel, ahora princesa

Boël libró una batalla legal de siete años para demostrar que el ex rey Alberto II, de 86 años, es su padre. El jueves 1 de octubre, el Tribunal de Apelación de Bruselas falló que desde ahora la mujer de 52 años podrá usar el título real, así como el apellido del ex monarca. Los abogados de Boël confirmaron que la aristócrata tomaría el nombre del rey Alberto II y sería conocida como Delphine Saxe-Cobourg y Princesa de Bélgica.

Un comunicado oficial informó que Delphine, que trabaja como artista, es la hija ilegítima de Albert desde 1997. Ahora se la llamará ‘Su Alteza Real’, y sus dos hijos, Joséphine y Oscar, también tendrán el título de Princesa y Príncipe.

El rey Alberto II de Bélgica con la reina Paola y sus tres hijos, la princesa Astrid, el príncipe Phillip y el príncipe Laurent en 1967.

El rey Alberto II de Bélgica con la reina Paola y sus tres hijos, la princesa Astrid, el príncipe Phillip y el príncipe Laurent en 1967.

Como se informó en el Telegraph , el abogado de Delphine, Marc Uyttendaele, dijo: “El tribunal afirma que el rey Alberto II es su padre. Sus otras solicitudes de que sea tratada igual que sus hermanos también fueron concedidas. Una victoria judicial nunca reemplazará el amor de un padre. Sin embargo, ofrece un sentido de justicia”.

Delphine tendrá derecho a una parte de la herencia del ex monarca cuando muera, pero no recibirá una donación del estado belga como lo hacen los otros hijos de Albert. Albert deberá pagar los costos judiciales que suman unos 10 mil euros.

Después de una batalla legal que duró décadas, durante la cual la Delphine, intentó probar su paternidad como hija ilegítima del ex rey de Bélgica, un tribunal dictaminó a principios de este año que “las conclusiones científicas indican que él es [su] padre biológico”. A pesar de negarlo durante años, el ex monarca se vio obligado a dar su brazo a torcer después de que le dijeron que sería multado 5 mil euros por cada día que no presentara una muestra de ADN.

Lea también:  Video: La gira africana de Meghan y Harry

La historia de la infidelidad real

Se dice que la madre de Delphine, la baronesa Sybille de Selys Longchamps, una aristócrata belga, tuvo un romance de 18 años con el rey. Su hija comenzó los procedimientos judiciales en 2013. El mismo año el rey abdicó en favor de su hijo Phillip, aduciendo problemas de salud.

Los rumores de una indiscreción real surgieron por primera vez a fines de la década de 1990. La noticia la destapó una biografía sobre la esposa del rey Alberto, la reina Paola. Aludía a un incidente que la pareja había atravesado en la década de 1960, algo a lo que el Rey incluso hizo referencia en su propio discurso de Navidad de ese año.

Delphine ya ha encontrado apoyo en su hermanastro, la oveja negra, el príncipe Laurent de Bélgica, que con frecuencia ha salido con ella en público.