La asistencia de la familia del duque de Edimburgo a su funeral marcará un singular precedente. La reina Elizabeth II, después de muchos años, pagará una deuda histórica que sostiene con la familia del Príncipe.

Por Redacción COSAS

El funeral del duque de Edimburgo, que se llevará a cabo este 17 abril, se ha apoderado de las portadas de muchos de tabloides alrededor del mundo. Una fecha histórica, la cual se ha visto rodeada por un drama familiar, un feudo entre hermanos, la posibilidad de una reconciliación y ahora, hasta el pago de una deuda.

La reina Elizabeth II sostiene una deuda con la familia el príncipe Philip, y esta será pagada durante la histórica ceremonia fúnebre del día de mañana. Pero, ¿a qué deuda nos referimos?

Tiempos de guerra

Elizabeth II deuda - Boda Real

La princesa Elizabeth, luego la reina Elizabeth II con su esposo Phillip, duque de Edimburgo, después de su matrimonio en 1947.

Tras el final de la Segunda Guerra, para el año 1947, aún existía una palpitante tensión entre Reino Unido y Alemania. Para quienes no recuerdan, estas naciones estuvieron en bandos opuestos durante el conflicto bélico.

Esto significó que el príncipe Philip no podría invitar a su boda con la princesa Elizabeth, a sus hermanas. Ellas se encontraban casadas con príncipes alemanes, quienes habían luchado contra los Aliados o habían sido destacados miembros del Partido Nazi. ¿Cómo?

A pesar del impase durante su boda real, el príncipe mantuvo comunicaciones con sus familiares. El Duque, todos los veranos, solía invitarlos a pasar el verano junto a él. Ya sea para ver los espectáculos de caballos del Royal Windsor Horse Show o en la residencia de Balmoral.

Lea también:  Cómo la socialité estadounidense Bárbara Hutton se hizo dueña de las joyas de los Romanov

Tres cuartos de siglo después

El príncipe Bernhard de Baden.

El príncipe Bernhard de Baden.

Luego de 74 años, casi tres cuartos de siglo después desde la desaparición de la Alemania Nazi, la Reina puede pagar su deuda. Miembros de la familia del Duque se encuentran entre los únicos 30 invitados a la ceremonia, a causa de las restricciones para combatir el COVID-19.

Se trataría del príncipe Bernhard de Baden, el príncipe Donato de Hesse y el príncipe Philipp de Hohenlohe-Langenburg. Según publicó el diario británico Daily Mail, los familiares del duque de Edimburgo viajaron el fin de semana pasado a Reino Unido. Al igual que el príncipe Harry, se encuentran guardando cuarentena en casa de un amigo.

El príncipe Philipp de Hohenlohe-Langeburg expresó su gratitud a través de un comunicado. “Es verdaderamente un honor y estamos extremadamente emocionados de haber sido incluidos en la lista en representación de la familia extendida.”

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.