Como todos los años, Marisa Guiulfo celebró con familiares y amigos la Fiesta de San Pedro y San Pablo. En Pucusana, ella y sus invitados formaron parte de la tradicional procesión marítima de peque peques, bolicheras, lanchas y botes. Luego, comieron el clásico sancochado y bailaron. “Yo soy amante de las tradiciones, y esta vez pude festejar con mis hijos y nietos”, comenta Marisa.